CINODONTE (cynodonts o cinodonto)


Antes del periodo Jurásico, por excelencia la gran época de los dinosaurios, nos encontramos con el Triásico, no tan conocida pero con acontecimientos muy interesantes. Fue en este periodo cuando se empezaron a separar los continentes, facilitando así la nueva diversidad de diferentes especies. Durante el triásico desaparecieron reptiles mamiferoides, un tipo de animales que encontramos a medio camino entre los mamíferos y los reptiles, y fue  finales del periodo cuando aparecieron los primeros dinosaurios dinosaurios ( repito porque me da la gana).


Un ejemplo de estos reptiles mamiferoides que desaparecieron, son los cynodonts. El cinodonte o cinodonto es un vínculo perdido entre reptiles y mamíferos, de hecho, su nombre quiere decir literalmente "dientes de perro", y si lo viéramos nos parecería una especie de perro salchicha despeluchado. Es un animal que no supera el metro de longitud, contando con una pequeña y gruesa cola de unos 30 cm. Se alimentaba de insectos y pequeños reptiles.

Cuando corría, su lomo se movía de un lado a otro como un lagarto corriendo (basta con imaginarse a un dragón de komodo corriendo); pero su cuerpo tiene pelo y además vive en madrigueras con su querido/a cónyuge, como los mamíferos.


Otra característica de este animal prehistórico mitad mamífero y mitad reptil es la descendencia. El cinodonte vivía en pareja, dentro de una madriguera, y dentro de esta ponía los huevos que debían incubar, como la mayoría de los reptiles. No obstante, cuando las crías salían rompiendo el cascarón, eran totalmente dependientes de los padres. Por ejemplo vemos que los cocodrilos actuales salen de la madriguera y ya son adultos pero en tamaño reducido, en cambio, la mayoría de los mamíferos nacen y tardan un tiempo en despegarse de la madre porque son dependientes y necesitan desarrollarse más... es simplemente una estrategia de supervivencia diferente. Pues lo mismo hacen los cinodontes, al nacer las crías se quedan 3 meses mamando la leche de las glándulas de la madre y no salen de la madriguera hasta que están lo suficientemente desarrollados. Esta es una forma inteligente de que la descendencia no se vea amenazada por los depredadores que pueda haber del mundo exterior.


Cómo me gusta la imagen superior, es como si fuera un superdepredador, un mamiforme totalmente peligroso y asesino sin escrúpulos. Pero seamos realistas, quizá era como en la imagen de abajo.


La importancia de estos reptiles mamiferoides, es que de estos evolucionarán mamíferos pequeños y peludos (del tamaño de ratones o ardillas), ya que fueron los dinosaurios los reyes de la cadena alimenticia durante 160 millones de años.  Vamos, que tú y yo, probablemente tendremos en nuestros genes la esencia del cynodonts.
Mamá y papá, es hora que os diga que soy un mamífero


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...