CARCHARODONTOSAURUS


El Género del megalodón es el Carcharodon, que significa "diente de tiburón". Por tanto, del nombre de este saurio prehistórico, Carcharodontosaurus, podemos deducir que estamos hablando de un saurio con unos dientes similares a los de un gran tiburón.

Estos dientes son propios de un carnívoro estricto, un depredador enorme que podía llegar a los 15 metros de longitud, 5 metros de altura y MÁS  de 10 toneladas de peso. Estamos hablando de un dinosaurio con una apariencia y unas características muy parecidas al Tyrannosaurus o al Giganotosaurus… quizá un poco más pequeño. Aun así, lo encontramos entre los 5 más grandes de los terópodos que jamás han existido (aquellos que eran bípedos y carnívoros).


La cabeza de este bicho era enorme, y su boca de más de 1 metro de longitud estaba repleta de afilados y aserrados dientes. Aserrados por el interior para que, una vez clavado el diente, se desgarrara la carne al tirar hacia atrás con toda la fuerza de su peso.

El cuello, en proporción era más corto que el de un Tiranosaurio, y la mordedura también era menor. Pero el cráneo era tan grande como el del Giganotosaurus.
En cambio, sus patas traseras eran muy fuertes y permitían correr a alta velocidad. Algunos cálculos lo sitúan en más de 30 km/h (eso es bastante si pensamos que podía pesar hasta 5 toneladas y solo dos patas). En cambio, como la mayoría de los terópodos, las patas delanteras eran diminutas y de poca utilidad.


El Carcharodontosaurus compartió hábitat junto con el Spinosaurus, el cual era bastante más grande (estamos hablando del depredador carnívoro terrestre más grande que jamás ha existido), y muchas veces tuvo que dejar su presa para no tener que vérselas con el Spino, una respuesta acertada de una mente más desarrollada.

Vivió a mediados del Cretácico, hace 115 millones de años en lo que hoy es África.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada