DIMETRODON.


En el pérmico inferior, hace 270 millones de años, en lo que hoy es Norte América y Europa, que en aquel entonces estaban juntas, aparecieron y se desarrollaron los primeros reptiles.

Los anfibios fueron capaces de crear un huevo con cáscara y ese pequeño cambio les permitió alejarse de las aguas prehistóricas y diversificarse en diferentes reptiles.

Uno de los animales más llamativos y más importantes de la época, uno de los más agresivos y que probablemente se trató del superpredador, era el Dimetrodon. Un fiero reptil de hasta 3 metros de largo y con una característica vela; una aleta formada por el alargamiento de las vértebras costales que le nacía de la espalda y que estaba recubierta de piel dura y antigua que cumplía dos funciones:

Por una parte, la vela le proporcionaba un aspecto de ser más grande, de intimidar. Pero no a sus posibles depredadores, que no los tenía, sino a los de su propia especie. Esta aleta le servía para evita un enfrentamiento encarnizado cuando se quería saber quien era el macho alfa, ya que un enfrentamiento así, pobablemente acabaría con la muerte de uno o de los dos.

La otra función es la termoreguladora. Igual que los elefantes cuando tienen calor mueven sus orejas, el dimetrodon tenía esta vela, llena de capilares sanguíneos que le ayudaban a calentarse o a enfriarse.

Otra de las características es su dentadura. Tenía una enorme cabeza y una enorme boca repleta de diente.



En su dentadura encontramos dos tipos de dientes: dientes pequeños y dientes grandes. la verdad es que parecen sin relación entre ellos, pero mientras unos sirven para desmenuzar, otros sirven para desgarrar. Además tenían los bordes aserrados que le permitían desgarrar la carne de sus presas. Su nombre : DI (dos) METRO (medida) ODON (dientes).

Un saurio reptiliano de cola corta. Mientras caminaba despacio se tambaleaba pero esto no le impedía correr, era capaz de alzarse sobre sus patas y desplazarse rápido cuando tenía que cazar o salir huyendo de algún ejemplar más grande de su especie.
Julio Verne

Este animal prehistórico no fue un dinosaurio en sí, podríamos decir que se parecería al dragón de Komodo pero con una cresta que le recorría la espalda y con una cabeza mucho más grande y más potente. Aunque las características de los reptiles no estaban definidas. Ya que el Dimetron fue uno de los primeros reptiles.

El Dimetrodon es conocido desde hace años, de hecho, Julio Verne ya lo incluyó en su novela "Viaje al centro de la Tierra". Una obra que aunque inexacta, es un referente en la novela fantástica y que despertó el interés por la aventura y por el afán de conocer otros mundos pasados en el mismo mundo en el que vivimos ahora.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...