Segnosaurus.


El Segnosaurus que quiere decir "reptil lento", vivió en el Cretácico superior (hace aproximadamente 98 y 90 millones de años, en el Cenomaniano y el Turoniano), en lo que hoy es Mongolia. Junto con otros animales prehistoricos de notable parecido como el Therizinosaurus y el Erlikosaurus.

El segnosaurio podía alcanzar los 7 metros de largo y 7 de alto y tenia una cabeza pequeña en relaciòn a su tamaño, sus patas delanteras eran cortas terminadas en tres dedos con afiladas garras y las traseras en cuatro.

Es posible que fuera herviboro, aunque los dientes son similares a los de los canivoros y solo s alojn en la parte posterior del pico. Las garras que poseía pudieran ser para la lucha: para defender el territorio o para el apareamiento, incluso para defenderse de depredadores como el tarbosaurus.

Por otra parte, se piensa que podía desplazarse en aguas poco profundas e incluso nadar, para capturar peces con sus garras o su pico sin dientes.

En la cultura popular, el Segnosaurus, se le consideró un animal escavador gracias a las afiladas garras.

Therizinosaurus


El Therizinosaurus era un animal prehistorico bípedo con feroces garras que se hallo en Mongolia (Asia)
EL Therizinosaurus medía hasta 12 m de largo. Su peso era de hasta 6 toneladas. El brazo medía en total 2.5 metros de largo, y su única garra en forma de guadaña medía 70 centímetros en su curva externa. Esa longitud no incluye la cubierta córnea que debe haber rodeado la garra, con la que pudo llegar a medir 1 metro de largo.

Therizinosaurus ("lagarto guadaña") vivió en el Cretácico superior (hace aproximadamente 70 a 65 millones de años, en el Mastrichtiano).

Vivió junto con otros animales prehistoricos de notable parecido como el Segnosaurus y el Erlikosaurus.

Se desconocen los hábitos alimenticios de Therizinosaurus son desconocidos ya que en los fósiles encontrados no se ha encontrado restos que pudieran determinar su dieta. Es posible que fuera herviboro aunque las garras que poseía pudieran ser para la lucha: para defender el territorio o para el apareamiento, incluso para defenderse de depredadores como el tarbosaurus.

Crassigyrinus Scoticus.


Crassigyrinus Scoticus (gran renacuajo) poseía un cuerpo aerodinámico de hasta 1,5 metros de longitud y 30 cm de ancho.
Las patas de este animal prehistórico eran pequeñas en comparación a su cuerpo y probablemente de poca utilidad, esto indica que el Crassigyrinus Scoticus estaba adaptado perfectamente a medios acuáticos y no se aventuraba en zona terrestre.

Lo más destacado de el Crassigyrinus Scoticus era que tenía grandes y fuertes mandíbulas, equipado con dos filas de dientes afilados.
Los estudios han demostrado que este animal del Carbonífero tenía una apertura mandibular de hasta 60º pudiendo agarrar fácilmente a sus presas. A esto hay que sumarle una gran presión mandibular que hacía de su mordedura una de las más temibles de la época.

La apertura mandibular así como la rapidez y agilidad que le proporcionaba su cuerpo alargado y aerodinámico, hace pensar que entre sus presas entraban peces de movimientos rápidos.

Crassigyrinus tenía ojos bastante grandes, ayudándole así a encontrar presas en lugares de oscuros o en aguas turbias.

Este anfibio prehistórico vivió en Europa (los fósiles se han encontrado principalmente en Escocia) durante el Carbonífero.

(*En la foto el presentador está muy sonriente, si fuera de verdad no creo que estuviera tan relajado.)

Megalosaurus.


Megalosaurus fue un depredador de unos hasta 10 metros de largo y un peso de 1 t. Vivió en lo que ahora es Europa, América, Asia y África, durante el período Jurásico, hace 181 a 169 millones de años.
Entre sus presas se encontraban saurópodos, grandes animales prehistóricos, así como estegosauros y mamíferos.
Aparte de ser un rápido depredador, con velocidades que podrían alcanzar los 40 Km/h gracias a su estructura bien equilibrada, el Megalosaurus también obtenía su comida de carroñeo.
El Megalosaurus fue unos de los primeros dinosaurios descubiertos, Inglaterra 1818. En aquel entonces , y viendo los fósiles descubiertos, esos huesos eran enormes por lo que se le dio al Megalosaurus sus nombre (gran reptil).
La mandíbula del Megalosaurus poseían dientes largos y curvos, sujetos fuertemente a las encías para no perderlos en las luchas. Los dientes eran afilados con el borde irregular que funcionaban como una sierra. Desgarrando de una manera más eficaz a sus presas.
Por si fuera poco, este animal prehistórico poseía garras afilada con las que sujetaba y desgarraba la dura piel a las víctimas.

Torvosaurus


Torvosaurus (lagarto salvaje) vivió en el Jurásico superior (hace aproximadamente 145 y 150 millones de años, en el Kimeridgiano y el Titoniano), en lo que hoy es la formación Morrison de Norteamérica y la formación Lourinha de Portugal.

Con una longitud de hasta 12 metros, el torvosaurio podía superar las 3 t de peso. En el 2006, un maxilar casi completo encontrado en Portugal fue asignado al Torvosaurus tanneri. Medía 63 cm, mucho más que el espécimen americano de 47 cm que da una estimación para el cráneo de 88 cm. Basado en esto la estimación es de un cráneo de 108 cm para el espécimen portugués.Tenía una cola enorme, un cuerpo voluminoso, y los huesos muy fuertes. Sus brazos eran cortos y tenía garras afiladas.

El torvosaurus fue junto on el Allosaurus un gran depredador del momento. Posiblemente, también cazaba a las cría de saurópodos gigantes como el Diplodocus y Apatosaurus.

Torvosaurus está relacionada con el anterior Megalosaurus pero es aparentemente más avanzados

Mosasaurus


Estos reptiles estaban estrechamente emparentados con los varanos actuales y con las serpientes, y su forma corporal recuerda mucho a la de estos animales, aunque sus dimensiones eran descomunales, pudiendo crecer hasta 17 metros algunos parientes (Hainosaurus), y algunos ejemplares hasta 20 metros, lo que los convierte en los segundos depredadores mas grandes del mundo, superados por el liopleurodon, aunque la mayoría eran más pequeños, de entre ocho y diez metros de longitud. Todos los mosasaurios tenían colas largas y aplanadas lateralmente. Al contrario que los plesiosaurios, los mosasaurios usaban la cola como principal instrumento natatorio, y sus cortas aletas redondeadas servían casi exclusivamente como estabilizadores.


Cráneo de mosasaurio.El hocico de los mosasaurios era por lo general largo y lleno de dientes, incluso en el paladar; parece que tragaban a sus presas enteras, como las serpientes, ya que sus dientes no estaban hechos para masticar. Esto lo podían conseguir gracias a que en la mitad de la mandíbula inferior había una articulación que permitía abrir de manera increíble la boca, además de poder moverla hacia los lados.

Poseían un centenar de vértebras (aproximadamente cuatro veces más que los humanos), que al estar unidas entre sí por juntas articuladas, permitían a los mosasaurios desplazarse igual que las anguilas.

Los mosasaurios eran todos depredadores, pero hay evidencia de que explotaban nichos ecológicos distintos. Algunos fieles Globidens, que media unos seis metros y tenía dientes casi esféricos adaptados a triturar las conchas de los moluscos como almejas y mejillones.

Los mosasaurios eran vivíparos, como demuestran descubrimientos recientes, y es probable que hayan vivido en el mar toda la vida. Si hubieran quedado varados en la playa les hubiera sido muy difícil moverse debido a su cola aplanada, al igual que ocurre hoy con las serpientes marinas.





Mosasaurus del género de los saurópsidos mosasáuridos que vivieron en el Cretácico superior (hace aproximadamente 90 y 65 millones de años), en lo que hoy es África, Europa, Norteamérica y Nueva Zelanda.

Ceratosaurus


Los Ceratosaurus poseían cráneos con una estructura semejante a un cuerno en la parte dorsal del hocico, centralmente puesto en los nasales fundidos. Poseían los huesos del sacro fusionados (Synsacrum) y los huesos pelvianos se mantenían unidos juntos y a esta estructura. Una fila de pequeños nódulos óseos u osteodermos se presentaban bajo el medio de la espalda.

Los Ceratosaurus pudo haber competido con el Allosaurus y el Torvosaurus por las mismas presas (saurópodos gigantes Diplodocus, Apatosaurus y Camarasaurus), sin embargo este fue más pequeño con cerca de 6 a 8 metros en longitud, 2,5 en altura, y pesando desde 500 kilogramos hasta 1 tonelada; habría tenido ocupado un nicho ecológico separado de sus primos más grandes. Por otra parte, el Ceratosaurus tuvo un cuerpo más largo y flexible, con una cola con forma de la de un cocodrilo. Esto hace pensar que fue un mejor nadador que el Allosaurus y el Torvosaurus. Un estudio reciente de Robert Bakker demostró que el Ceratosaurus generalmente cazaba presas acuáticas, como peces y reptiles, aunque también tuvo potencial para alimentarse de grandes dinosaurios. El estudio además indica que a veces adultos y juveniles comían juntos. Esta evidencia es, por supuesto, muy debatible y marcas de dientes de Ceratosaurus son muy comunes en fósiles de grandes presas de dinosaurios terrestres. Otra teoría común es que el Ceratosaurus haya depredado primariamente en Dryosaurus, Camptosaurus, y otros ornitópodos, ya que parece un cazador solitario incapaz de derribar saurópodos adultos. Una alternativa es que el ceratosaurio comiera carroña de cadáveres de grandes saurópodos, desplazando a pequeños pequeños depredadores.



Ceratosaurus ("lagarto cornudo") que vivieron a finales del período Jurásico, hace aproximadamente 152 y 145 millones de años, en el Kimeridgiano y el Titoniano, en lo que hoy es Norteamérica, África y posiblemente en Europa.



Ceratosaurus vs Allosaurus Youtube.

Josephoartigasia monesi


Josephoartigasia monesi fue un gigantesco roedor prehistórico del Plioceno, el mayor conocido hasta la fecha. Se estima que vivió hace entre cuatro a dos millones de años en lo que hoy es Uruguay. Es una especie extinta de roedor y como se ha dicho el roedor más grande de la historia.

La especie medía aproximadamente 3 m de largo y 1,5 m de alto. En vida tenían aproximadamente el tamaño de un coche. Sus incisivos eran de más de 30 cm de largo. El animal pesaba alrededor de una tonelada, y se alimentaba de pastos blandos.

El fósil encontrado (el craneo), de más de medio metro de longitud, perteneció a una especie emparentada con los actuales hámsters, y es el primer cráneo hallado de un animal del que se sabía que había existido, pero sobre el que no se habían encontrado restos completos.

Entre sus depredadores se pueden encontrar el Smilodón y el león cavernario.

Stegosaurus.


El stegosaurus tenía una longitud de hasta 8,5 metros y un peso de 2 toneladas. El cuerpo, sostenido de forma obligada por cuatro patas acabadas en pezuñas, se estrechaba y achicaba hacia delante, hasta terminar en una minúscula cabeza alargada dotada de un pico débil y dientes pequeños de escasa capacidad masticatoria.

Las características más notables de este animal son sus cuatro púas de hasta 60 centímetros en la cola que servían de defensa que erguidas sobre el lomo del animal, éste parecería más grande aún a los depredadores como el alosaurio y el ceratosaurio y sobre todo, la hilera de anchas placas que coronaban su espalda. Su posición ha sido muy discutida en tiempos pasados, llegando a sugerirse que se distribuían paralelas sobre el lomo o incluso pegadas al cuerpo a modo de armadura. No obstante, los conocimientos actuales permiten asegurar que se distribuían en dos filas sobre el lomo, de forma alterna y en posición vertical. Su papel defensorio era despreciable debido a su escaso grosor y fuerte vascularización, así que probablemente tenían un papel más disuasorio que otra cosa.

El Stegosaurus ("reptil con tejado") vivia en el Jurásico Superior (hace aproximadamente 156 y 144 millones de años, en el Kimeridgiano y el Titoniano), en lo que hoy es América del Norte y Europa.



Se cree que las puas y las placas anchas del stegosaurus podían ser tintadas de vivos colores a voluntad del animal, bombeando sangre con fuerza hacia ellas, y pudiendo así tener un papel en el cortejo o aumentando su poder disuasorio.

Otra teoría las considera un instrumento termorregulador. Los dinosaurios son considerados animales de sangre caliente hoy en día, así que las placas no servirían para calentar el animal como se creyó en su momento, sino para enfriarlo.

Uro



El uro era un bóvido salvaje, del cual descenderían la casi totalidad de las especies actuales de ganado vacuno.
Originalmente el uro se distribuía por toda Europa, norte de África, y el Medio y Lejano Oriente. El uro habitaba en bosques y llanuras, preferentemente abundantes en agua y arbustos, por cuanto, como es de suponer, eran animales íntegramente herbívoros.
En el uro macho, la altura en la cruz era de 1,60 a 1,80 metros, pero se tienen registros fósiles de ejemplares de hasta los dos metros. En las hembras, esta medida no sobrepasaba los 150 centímetros. El rasgo más llamativo del uro macho eran sus prominentes cuernos doblados hacia arriba, con las puntas negras. En las hembras, éstos eran casi inapreciables a simple vista. En cuanto a su pelaje, era similar al de un toro de lid.

Como la mayoría de los ungulados, eran gregarios, agrupándose en extensas manadas, encabezadas por los machos y protegiendo a sus crías de sus depredadores naturales, que variaban según la zona en que vivían: así, en África y Asia eran los grandes felinos, mientras que en Europa eran los lobos y osos. De seguro entre uros y dichos depredadores debían librarse batallas similares a las que hoy enfrentan a leones y ñues o búfalos del cabo. Sólo al final de su vida, los machos abandonaban la manada, seguramente expulsados de ella por los jóvenes, en competencia por las hembras.

Por siglos se pensó que el uro y el bisonte europeo-dicho sea de paso, también al borde de le extinción-eran variaciones de una misma especie. Tras el detallado análisis de registros fósiles de ambos, se ha comprobado que no es así.

Al igual que la moa o el pájaro elefante, el mamut, arctodus, y elasmotherium, hablamos de una especie de origen prehistórico, que surgió con todas sus características hace no menos de dos millones de años.

Entre sus depredadores se contaban los lobos, y osos, y en zonas de Oriente Próximo y África, los leones, tigres, leopardos u lobos euroasiaticos actuales, o el arctodus o Smilodón. También el hombre de Cromañón.

Meganeuropsis permiana


Meganeuropsis permiana monyi era un insecto prehistórico muy semejante a la actual libélula, qe vivió durante el periodo Pérmico. Con una envergadura de más de 75 cm de ancho y una longitud de 45 cm, fue el insecto más grande conocido de especies de insectos de vuelo cada vez que aparezca en la Tierra. Similar en envergadura al Meganeura del Carbonífero. Depredador de los pantanos, se alimentan de otros insectos e incluso pequeños anfibios.
Similar al las libélulas actuales, la Meganeuropsis tenía la cabeza grande, cóncava por detrás, sobre un cuello flexible. Los ojos compuestos son grandes y muy bien separados.
El abdomen era largo, cilíndrico y estaba dividido en varios segmentos visibles que le hacían adquirir una gran elasticidad en el cuerpo.

Pulmonoscorpius.


Pulmonoscorpius Kirktonensis, es un escorpión gigante que vivió durante el Carbonífeo. Este animal prehistorico podía llegar a pesar 15 kg y medir 1 metro de longitud con una similitud superficial a los escorpiones modernos.
Se cree que el motivo del enorme tamaño se debe a la mayor cantidad de oxigeno contenida en la atmósfera del carbonífero. Actualmente el porcentaje de oxigeno en la atmósfera es de 20 % y en aquel entonces era del 35 %.
El Pulmonoscorpius era un gran depredador diurno. Cazando sus presas gracias a su rapidez y a su aguijón . Aguijón comparativamente mucho mayor al del los escorpiones actuales. Debido a su gran tamaño, se piensa que comieron pequeños tetrápodos.
Dado que los mamíferos no habían evolucionados en la época del Pulmonoscorpius Kirktonensis, el veneno era inofensivo para los mamíferos.

Ortocono.


Fueron unos moluscos de gran tamaño, tanto como un autobús, similares a un calamar gigante pero que presentaba una concha en forma de cono que cubría todo su cuerpo.
Largo y de forma tubular podia llegar a una longitud de más de 10 metros y 5 toneladas de peso.

Reyes de un mar que dominaba todo, donde la árida tierra no permitía que nada creciera. Su dieta es carnívora y se alimentan de otros invertebrados y hasta de los huevos de otros de su género.

A veces se le a confundido con Baculites, animales prehistoricos marinos con conchas en formas de cono y con una longitud máxima de 2 metros.

Phorusrhacidae (Ave del Terror).


Tenían una talla de 1 a 2.5 metros de altura y un peso de unos 50 a 500 Kg. Titanis walleri, una de las especies más grandes, es originario de América del Norte, siendo uno de los ejemplos comparativamente raros dónde animales que evolucionaron en América del Sur pasaron al norte extendiendo su área biogeográfica después de que el Istmo de Panamá se formó. Los antepasados de T. walleri, no se han encontrado; sin embargo, es posible que hayan especies norteamericanas esperando su descubrimiento.
La familia Phorusrhacidae eran aves grandes, carnívoras, depredadoras y no voladoras, siendo los depredadores dominantes en América del Sur durante el Cenozoico, hace entre 2 y 2.5 millones de años.

Se les conoce como los pájaros del terror o aves del terror, porque sus especies más grandes , con grandes picos de 40 cm, eran los depredadores que estaban en la cima de la pirámide alimenticia, y por encontrarse entre los carnívoros más temibles de su tiempo. Recientemente se ha descubierto este animal prehistorico era un animal que, a pesar de ser un 10% mayor que los ejemplares más grandes que se conocían hasta ahora, era más delgado y rápido de lo que cabría esperar según las teorías vigentes. Llegando a superar los 50 km/h.



Sus alas habían evolucionado para utilizarlas como brazos para voltear una presa en movimiento. Eran corredores rápidos. Sus parientes mas cercanos hoy en día son las Chuñas de la familia Cariamidae.

Meganeura.


La Meganeura era un insecto de gran parecido con las libélulas actuales, con las que está emparentado, que vivió en el período Carbonífero (hace 300 Ma). Con una envergadura de alas de más de 75 cm, constituye la mayor especie conocida de insectos voladores que jamás haya aparecido sobre la Tierra.
Eran insectos depredadores que se alimentaban de otros insectos e incluso de pequeños anfibios.
Al igual que las libelulas actuales, las Meganeuras, poseían una gran agilidad en vuelo,convirtiendose es un depredador muy eficaz.
¿Cómo los insectos del período Carbonífero fueron capaces de crecer hasta proporciones tan descomunales?
La forma en que el oxígeno se difunde por del cuerpo del insecto a través de su sistema respiratorio tráqueal fija un límite superior al tamaño corporal, el cual parecen haber sobrepasado con diferencia los insectos prehistóricos. Se propuso originalmente (Harlé y Harlé, 1911) que Meganeura era sólo capaz de volar ya que la atmósfera en aquella época contenía una proporción de oxígeno mayor de la actual del 20%. Esta teoría fue descartada por otros científicos, pero ha encontrado aprobación más recientemente tras posteriores estudios sobre la relación entre el gigantismo y la disponibilidad de oxígeno. Si esta teoría es correcta, estos insectos gigantes habrían sido peligrosamente susceptibles a la disminución de los niveles de oxígeno y ciertamente no habrían podido sobrevivir en la atmósfera actual.

Sin embargo, investigaciones más recientes indican que los insectos realmente respiran, con «rápidos ciclos de compresión y expansión traqueal». Si esto es cierto, entonces no hay necesidad de postular la presencia de una atmósfera con una alta presión parcial de oxígeno.



La palabra «meganeura» significa «grandes venas», refiriéndose a la red de venas de sus alas.

Velociraptor


Para ser un dromeosáurido el velocirráptor era relativamente pequeño, los adultos alcanzaban una longitud de 2 m, y aproximadamente 0,5 metro de altura a la cadera, pesando cerca de 15 kg. El cráneo, de unos 25 cm de largo, tenía una forma única curvada hacia arriba, con una superficie superior cóncava y una inferior convexa. Las mandíbulas estaban alineadas con 26 ó 28 dientes en cada lado, el borde posterior de cada diente era marcadamente aserrado.
Pero de todas las características que hacían del Velociraptor un asesino eficiente, sus garras curvadas y afiladas eran las más peligrosas. Situadas en el segundo dedo de cada pie, estas garras tenían una punta muy fina y estaban aplanadas lateralmente, como las garras de un gato. Cuando el Velociraptor corría, mantenía las garras tensadas hacia atrás de manera que no rozaban el suelo y no perdían su filo.
Cuando el Velociraptor atacaba, la garra podía proyecarse hacia delante y hacia abajo a la vez que hadba una fuerte patada. De esta forma, la garra podía actuar como un cuchillo afiladísimo y provocar largos y profundos cortes en sus presas, que probablemente se desangrarían hasta morir.
Velocirráptor es bien conocido en su papel como un cruel y astuto asesino pudiendo atacar a pequeñas crias de dinosaurios mayores como el Triceratops.

Velociraptor (lat. "ladrón ágil"), en castellano velocirráptor, es un género de dinosaurios terópodos dromeosáuridos que vivieron durante el Campaniano, hacia finales del período Cretácico, hace unos 70 a 65 millones de años. En la zona continental que corresponde a Europa y Asia.


IGUANODON


Fue uno de los animales prehistóricos más conocidos, de los primeros dinosaurios encontrados. Su nombre es Iguanodon que lo podemos traducir como Diente (del griego odontos) de Iguana, por su parecido. Cuando se descubrió el Iguanodon, los dientes de este recordaron a los de una iguana, pero 20 veces más grandes. De hecho, en un principio se le iba a llamar Iguanosaurus, pero se desestimó la idea porque si había alguna especie que debía llamarse Iguanosaurus, sería en concreto la iguana que conocemos y que vive actualmente. Pero dejemos esto.

La especie más conocida es I. bernissartensis. Un Iguanodon de esta especie podía alcanzar los 13 metros de longitud y superar las 3,5 toneladas. Más o menos como un elefante africano de tamaño medio.
Era un gran herbívoro que vivía en grupo, trasladándose con sus 4 patas en busca de una zona con alimento. El peso de su cola le permitía enderezarse momentáneamente sobre sus dos piernas traseras para poder alcanzar las hojas o frutos más frescos.

Creo que el ejemplar de la imagen está un poco sobredimensionado....

Entre las características de este dinosaurio encontramos el pulgar. Un gran pulgar que terminaba de forma puntiaguda. La falange del dedo gordo está muy desarrollada y constituía una herramienta perfecta para romper frutos o semillas; una garra perfecta para defenderse de depredadores como el terrible baryonyx u otros iguanodontes y algunos expertos consideran la posibilidad de que pudiera contener una glándula venenosa que, una vez herida la piel, permitiera envenenar a su adversario.

Una curiosidad sobre esta garra es que los primeros en describir la especia, en descubrir los fósiles de este animal prehistóricos colocaron la pieza sobre el hocico. Luego más tarde se dieron cuenta que su lugar era el del pulgar.

Se cree que estos saurios vivían en grupos de varios individuos, de centenares. Ya que se ha encontrado varios cuerpos de ejemplares juntos. Hecho que solo se explica si se baraja la idea de que se encontraban juntos en el mismo lugar y en el mismo momento. Además, es sabido que muchos herbívoros que viven actualmente, están juntos para aprovechar la seguridad que ofrece la manada o el grupo en general.


Existieron en el Cretácico, en lo que hoy es Europa, Asia y Norteamérica, hace unos 125 millones de años, pero que en aquel entonces, estos continentes se encontraban próximos y  era “fácil” pasar de uno al otro.




En el vídeo sale un Carnotaurus, y si no me equivoco, estos aun no había aparecido en la Tierra después de que el Iguanodon se extinguiera.

TRICERATOPS


Uno de los dinosaurios más conocidos por todo el mundo es el Triceratops. Como su nombre indica, este animal prehistórico tenía 3 grandes y poderosos cuernos alojados  sobre una cabeza robusta y grande.

Eran de cuerpos grandes y pesados, herbívoros, y según  algunos expertos, podían llegar hasta las 12 toneladas, lo mismo que el peso del elefante más grande que se haya visto nunca. Todo en él era robustez, un ser compacto lleno de fuertes músculos. Su cabeza podría pesar perfectamente 2 toneladas y esta era sostenida por un cuello fuerte y todo esto sostenido por dos patas delanteras realmente poderosas. Podía llegar a los 9 metros de longitud y 3,5 metros de altura. Sería algo así como un buldócer viviente.
Como hemos dicho, en su cabeza tenía 3 cuernos, uno en el hocico y dos de 1,5 metros de largo en la frente. Además, del cráneo sobresalía un arco, un collarín  óseo acabado con puntiagudas protuberancia que le protegían el cuello. Con los cuernos y con el collarín protector, este animal embestía sabiendo que estaba totalmente protegido. ¿Totalmente…?



Pero no solo estaba protegido por delante. Últimamente se está afianzando una idea curiosa que tiene su origen en unos nódulos de inserción encontrados en los fósiles, se trataría de unas pseudopúas, unas cerdad fuertes, que le recorrían la parte posterior hasta la cola. No se sabe muy bien si eran púas, plumas, cerdas, el material ha desaparecido... no obstante se quiere pensar que más bien se trata de púes. Sí sí púas como el puercoespín. Habéis visto alguna vez a un león intentando cazar un puercoespín, seguramente habréis visto como el león sale un poco mal parado y al final desiste. Pues lo mismo podría suceder con el triceratops. Siempre se ha representado al triceratops siendo cazado por el T.Rex, y esto es debido a unos fósiles que encontraron juntos. La única posibilidad de que el Rex le diera caza era atacando por la parte posterior…. Pero ahora y, si es cierto que tenía púas, creo que el T.Rex lo tendría verdaderamente difícil.

Bueno, podría hablar mucho, pero todos lo conocéis… de todas formas, siempre me había interesado que este animal pudiera haber sobrevivido hasta el final de los dinosaurios. Pero no solo sobrevivido, sino haber sido abundante, haber sido un animal con cierto éxito evolutivo, uno de los saurios prehistóricos más numerosos…. Como los ñus de África ahora. De hecho se han encontrado yacimientos con decenas de ejemplares fosilizados. Por eso siempre se ha pensado que vivian en manada (algo que aún no se ha podido comprobar). Ahora podemos afirmar que este animal estaba totalmente protegido y que quizá, un macho en plenas condiciones físicas y con sus cuernos, su protector de cuello y sus púas en la espalada, no sería presa ni para el T. Rex más fiero de la historia. 


Vivieron en Norteamérica hace 66 millones de años.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...