Mostrando entradas con la etiqueta Asia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Asia. Mostrar todas las entradas

LONGISQUAMA

Longisquama insignis Sharov, una especie de reptil antiguo, un diápsido con cráneo de avicéfalo (con cabeza de ave), de pequeño tamaño, de unos 10 cm de largo y unos 25 cm de alto teniendo en cuenta las características plumas de su espalda. De hecho, su nombre Longisquama insignis significa literalmente "pequeño reptil de escamas largas".



Vivió en lo que ahora es Mongolia hace 230-225 millones de años, en el Triásico en la era del Mesozoico. Si nosotros hubiéramos vivido en esa época, por supuesto que no se nos hubiera ocurrido imaginar que iban a aparecer animales voladores, nunca pensaríamos que la evolución "fabricaría" animales animales que pudieran volar. Lo que quiero decir con todo esto es que la evolución a las primeras aves aun tardarían miles de años. De hecho, los dinosaurios empezaban a surgir justo en este momento.

La controversia:

La opinión general es que las aves vienen de los terópodos, un grupo de dinosaurios donde encontramos al Tiranosaurus Rex o al Velociraptor. La idea es que las primeras plumas surgieron para mantener el calor corporal, más tarde sacaron mayor provecho los dinos arborícola ya que les permitían planear y por tanto desplazarse a las ramas más altas, a los frutos más alejados y escapar más rápidamente de sus depredadores. Le evolución lógica de esto es que de planear, se pasara a lo largo de miles de años a conseguir volar aunque al principio de manera torpe y con demasiado consumo de energía.

terópodos vs terópodos

Aquí entra el Longisquama insignis Sharov, este crea una gran duda, una discusión que lleva más de 30 años sin resolverse.

Primero, los terópodos eran dinosaurios, pero parece ser que una mayoría de expertos consideran que el Longisquama no era un dinosaurio, era un antiguo reptil, un arcosaurio. Por tanto, según algunos datos, se llegó a considerar que las aves no vienen de los terópodos, sino es una rama de los arcosaurios, como los cocodrilos.
Para salvar la gran contradicción que existe ante esto, algunos piensan que el Longisquama insignis Sharov es otro dinosaurio, y lo quieren incluir como su predecesor. Y otra posibilidad es que el Longisquama mantiene cierta relación con pterosaurus. Así podría cuadrar todo....

Pero la verdad es que no cuadra nada, y las tres bandos tienen algo de razón.

A) Por una parte los que consideran que las aves vienen de los dinosaurios y el Longisquama no tiene nada que ver con ellos y sus plumas se han dado de manera espontánea sin repercusión evolutiva.

B) Los que incluyen al Longisquama como un dinosaurio para que sea un antecesor de las aves. Claro, tenemos que tener en cuenta que:
Primeramente su cráneo guarda cierta similitud con las de aves, de ahí su nombre de avicéfalo.
Posee plumas o parecidas a las protoplumas de las primeras aves/reptiles
La colocación de las plumas asemeja al patrón de otros reptiles planeadores como el Draco, que con un movimiento de su espalda se alinean las plumas y se convierte en planeador. No teniendo solo una función de abrigo.

C) Y por último los que se le considera como un miembro de los pterodáctilos y que las aves vienen de estos...
Realmente la última teoría es la menos aceptada porque existen ejemplares como el velociraptor o el Archaeopteryx que son dinosaurios y que ya presentan plumas en las alas y hasta en la cola, de hecho se hace disficil distinguir un Epidendrosaurus. No obstante guarda cierta lógica que es que fueron los primeros saurios voladores, bastante ligeros y algunos contaban con plumas.

Archaeopteryx

En fin, la verdad es que es difícil meter en la historia evolutiva, un animal que vivió hace 230 millones de años.... aunque sea a la fuerza.

EPIDENDROSAURUS

A estas alturas, ya sabemos que la transición de reptiles a aves, se produjo gracias a algunos pequeños terópodos, cazadores que saltaban de rama en rama de forma ágil y rápida para poder echarse sobre su presa. Cada vez más ligeros y más ágiles, fueron aquellos que tenían protoplumas los que más saltaban, los que llegaban a las ramas más lejanas y por tanto a más presa. Hasta que de un salto, se pasó a planear... el paso previo a volar como las aves.

Uno de los ejemplos más claros de estos animales prehistóricos, con características de aves pero sin llegar a serlo fue el Epidendrosaurus, cuyo nombre quiere decir "lagarto sobre las ramas". Es un pequeño terópodo maniraptor (mano de ladrón), un taxón cuya característica principal es la de los dedos muy largos y curvados... una característica que les servía para agarrarse a las ramas de los árboles.

Pero no penséis que el cambio de reptil a ave fue linealmente que siguió un camino recto y sin errores. La evolución experimentó y aparecieron especies que lograron sobrevivir durante decenas de miles de años y otras que no y de las cuales tampoco tenemos restos. Pero el Epidendrosaurus tuvo cierto éxito. De hecho, este animal prehistórico vivió después de las primeras aves y miles de años después de la primera ave de la que se tiene conocimiento el Archaeopteryx, esto quiere decir que aun la evolución seguía experimentando y exprimiendo las características que condicionaban a los animales, aun aparecieron reptiles alados casi voladores cuando ya las aves habían aparecido. De los pocos fósiles encontrados, se ha descubierto que en las patas y en la cola tenía marcas de ligeras plumas, algo similar a las del Microraptor (otro pequeño ladronzuelo).

Si lo viéramos ahora, nos parecería más un pájaro que un reptil, si nos fijáramos veríamos que no tiene pico, sino una diminuta boca repleta de pequeños y afilados dientecitos adecuados para la caza de pequeños reptiles, insectos e incluso mamíferos despistados que fueran trepando por las ramas de los árboles de finales del Jurásico. Nos parecería un ave pequeña, se piensa que no fue más grande que una paloma. Los únicos huesos encontrados son de ejemplares jóvenes y sus esqueletos son igual de grandes que los gorriones.

Existen muchas representaciones del  Epidendrosaurus, yo he colocado las que considero más acordes a su descripción:







SCUTOSAURUS

El Scutosaurus fue un animal prehistórico cuyo nombre significa "reptil con escudo", haciendo referencia a la capa protectora de la piel formada por placas óseas que le cubría gran parte del cuerpo. Por supuesto, este escudo tenía una finalidad protectora, su objetivo era mantener intactas las partes internas del Scutosaurus de los ataque de los afilados dientes de sus cazadores. Y es que los depredadores del saurio con escudo tenían formidables dientes similares a los del tigre dientes de sables. La mayoría era gorgonópsidos, familia de la cual hablamos cuando nombramos al Inostranceva. Un depredador del que ya hablamos hace 2 semanas, ENLACE.

El Scutosaurus vivió durante el Pérmico superior, hace 250 millones de años, y sus restos se han encontrado en lo que hoy es Asia. Que hace 250 millones de años, formaba parte del gran supercontinente Pangea.

Fue un reptil herbívoro muy numeroso. Pesado, de más de 500 kg. Medía 2,5 metros de largo y 1,5 de alto. A diferencia de otros reptiles que tienen sus patas a los lados del tronco, el Scutosaurus las tenía bajo su robusto cuerpo para poder mantener ese enorme peso concentrado. Además eran cortas, por lo que se entiende que no corría muy rápido (seguro que más que el hombre). Que tuviera las patas bajo el tronco y que fueran cortas le daría un aspecto cuanto menos curioso... si lo viéramos de lejos, nos podría parecer un jabalí que hubiera tomado hormonas de crecimiento... o mejor aun, un sapo gigante... en fin.  Además tenía dos pequeños cuernos que emergían de su mandíbula inferior y apuntaban hacia abajo. La finalidad de estos cuernos era pues proteger el cuello de aquellos depredadores que quisieran herir la parte más frágil: el cuello.

Estos animales del Pérmico, fueron muy numerosos y se han encontrado numerosos fósiles pudiendo completar varios esqueletos. Serían algo así como los ñues de la sabana africana. Un número muy elevado de ñues que sirve de comida para gran parte de los depredadores de la sabana. Pero a diferencia de los ñues africanos, el Scutosaurus vivió en pequeños grupos, se piensa. Ya que para mantener ese robusto cuerpo necesitaba comer hierba continuamente, y sabiendo pues que durante el Pérmico la característica principal fue el clima desértico, se piensa que este antiguo saurio tuvo que recorrer grandes distancias para encontrar el alimento. Y si hubieran formado grupos muy elevados, hubieran terminado con la vegetación de la zona muy rápidamente, obligándoles a encontrar otra tierra fértil que podía encontrarse a kilómetros de distancia... siendo algo contraproducente.

Su extinción está relacionada con la gran extinción del pérmico.... de la que hablaré en breve....



PSITTACOSAURUS



En algún lugar de Asia por donde ahora encontramos Mongolia, hace 100 millones de años (Cretácico) existió un género de unos animales curiosos llamados Psittacosaurus  "lagarto loro".


Un saurio bípedo de 2 metros de largo,  con unas características peculiares que le daban un aspecto algo rarito. Su boca no tenía dientes en general, aunque algunas especies sí tenían pequeños dientes cortantes para devorar las nuevas plantas con flor que aparecían por primera vez a mitad del Cretácico. Su boca terminaba con un pico fuerte como el de un loro y de ahí su nombre Lagarto Papagayo. Un pico óseo, una protuberancia del cráneo acabada con queratina (como el cuerno del rinoceronte) que le proporcionaba una punta endurecida y afilada como la de un loro.
La otra peculiaridad de este animalito, es que su cola y su espalda estaban recubiertas de unas cerdas tubulares y huecas. Una cerdas que se piensa le servía a modo de cola de pavo real.

Caminaba con las dos patas traseras, tenía cerdas tubulares y huecas como las protoplumas, y pico como el papagayo… lo normal ahora sería preguntarse si estaba relacionado con las aves. Y la respuesta es que NO. De hecho, y esto seguro que os sorprenda, está relacionado con el Triceratops o el Eotriceratops. (Ceratopsia)
Animales pesados, torpes, de varias toneladas y con cuernos, uno, tres o incluso cinco. Pero si os fijáis en las representaciones que se han hecho, en los fósiles encontrados, veremos que estos grandes animales… también tienen pico.



El Rinoceronte lanudo

Al igual que el mamut, el rinoceronte lanudo (Coelodonta) fue un animal prehistórico hijo fiel de un clima frío y seco característico de la última glaciación. Era grande, para retener mejor el calor; tenía un cuerno largo e inclinado hacia delante para retirar la nieve y llegar al alimento; una doble melena de pelos largos y gruesos por fuera y una capa fina por dentro que lo aislaba del tremendo frío. La verdad es que fue un superviviente de aquel clima hostil y sobrevivió a largos inviernos en las frías y solitarias estepas de eurasia. Desde España hasta China. Y nuestros antepasados lo pudieron ver.

Al igual que sucede con el rinoceronte actual, el rinoceronte lanudo era un animal fuerte, duro, hasta con mal genio, era temible. De hecho se piensa que en su extinción, hace 8.000 años, el hombre no tuvo un papel decisivo. Se debió principalmente a la desaparición de su hábitat  No fue cazado ni por neandertales ni por antiguas poblaciones de homo sapiens. ¿Cómo clavar una lanza en un animal con una capa de grasa de 30 cm, y un pelaje duro como el de un jabalí, pero mucho más largo y abundante? Sí, se podría, pero acercándose mucho.

Lo que sí se ha observado al investigar huesos bien conservados, es que podía ser cazado por animales más ágiles y rápidos trabajando en manada, como lobos y hienas.

El tamaño de este rino de la era glaciar era un poco superior a cualquier rinoceronte actual. Aunque hay que decir que algunas especies eran un poco más pequeños.

Por ejemplo, rinoceronte lanudo (Coelodonta antiquitatis) era la especie más grande. Medía más de 4 metros de longitud y 2 de altura hasta la cruz; su peso superaba las 4 toneladas. Tenía dos cuernos, el más grande podía alcanzar el metro de longitud y lo sostenía una enorme y pesada cabeza que a la vez era sostenida por unos poderosos músculos que se insertaban y formaban la joroba musculosa y característica de estos animales.

Otra especie que hay que destacar es la del rinoceronte lanudo tibetano. Este, como su nombre indica vivió en el tibet, a más de 3.000 metros de altitud. Este animal prehistórico es el más antiguo conocido (hace 3,5 millones de años) y posiblemente, las demás especies evolucionaron del lanudo tibetano. Esto según la teoría de que estos animales se desarrollaron en las estepas tibetanas, de China y de Mongolia.

Por cierto, no entiendo porqué no había escrito antes sobre este formidable animal.

Bruhathkayosaurus matleyi

Como las últimas entradas las hemos dedicados a mamíferos, antiguos artrópodos y prehistóricos marsupiales, la verdad es que esta vez me apetecía volver a hablar de dinosaurios, de grandes reptiles... reptiles de dimensiones titánicas... me encanta!

Del que vamos a hablar hoy, recibe el nombre de Bruhathkayosaurus (que no se refiere a una postura de yoga que podríamos llamar "El reptil"). Es que, su nombre viene del sánscrito  bruhath (बृहत) "grande, pesado", y kāya (काय) "cuerpo" y luego, del griego saurus que significa reptil: El saurio de cuerpo grande y pesado.

El Bruhathkayosaurus, y en concreto la especia llamada matleyi , era un saurópodo gigante, de los llamados titanosauridos. Un saurópodo como lo fue el famoso Argentinosaurus o el Diplodocus: grandes reptiles herbívoros de 4 patas, largos cuellos y largas colas.

Por su nombre, Bruhathkayosaurus, ya intuimos que sus huesos se han encontrado en India. Y de sus huesos fosilizados podemos extraen y calcular las dimensiones increíbles de esta bestia. Comparemos con los otros dos Saurópodos conocidos.

El Diplodocus medía 30 metros y 80 toneladas.

El Argentinosaurus de 35 metros y 100 toneladas (algunos piensan que más).

El Bruhathkayosaurus que medía 40 metros y podía pesar hasta 140 toneladas.

Cierto es que si algún día se corroborara la existencia del Amphicoelias fragillimus, sería el segundo dinosaurio más grande sobre la Tierra... pero como no estamos seguro de la existencia del Amphicoelias podemos decir que el Bruhathkayosaurus es el animal terrestres más largo y más pesado que jamás ha existido. No voy a entrar en polémica sobre sus dimensiones... que si sí, que si no... lo importante es que rivalizaba en tamaño con el conocido Argentinosaurus. (lo siento por los argentinos que estaban orgullosos del enorme animal prehistórico que llevaba el nombre de su país).

Hay que tener en cuenta que 140 toneladas es una barbaridad, a veces, nos perdemos en cifras, pero para hacernos una idea, podemos compararlo con 21 elefantes africanos machos.


En fin, después de la composición de los elefantes, termino añadiendo la última frase. El Bruhathkayosaurus vivió a finales del período Cretácico en el Mastrichtiano, hace 70 millones de años en lo que es hoy el subcontinente indio. Un saludo.

Dinocrocuta

Bueno vale, sé que últimamente hablo mucho de las hienas, que si la Hiena gigante o Brevirostris , que si Chasmaporthetes, incluso hablamos de su evolución ENLACE. Pero el animal del que voy a hablar hoy no es exactamente una hiena, pero casi casi (se sitúa en el mismo suborden).

Vamos a hablar del Dinocrocuta, que traducido literalmente por mi, quiere decir "Hiena terrible".

Si la hiena manchada, es uno de los animales con una potencia de mordedura muy superior a la de otros carnívoros de su mismo tamaño, y de tamaño superior, el Dinocrocuta, tenía una mordedura aun superior. No trituraba huesos, los molía como un hervíboro muele los granos y las ramas. Solo hay que echar un vistazo a su cráneo.

Comparación entre Dinocrocuta Gigante y Hiena manchada
Cráneo Dinocrocuta















El cráneo era formidable, enorme, fijaros en las fuertes mandíbulas que parecen las de un elefante pero con unos colmillos que parecen proyectiles. Si tiene esa mandíbula tan ancha es para albergar las fijaciones, los anclajes de músculos trituradores increíblemente potentes y, si tiene esos enormes colmillos era para aguantar la gran presión que ejercían sus mandíbulas. Posiblemente sea uno de los mamíferos terrestres con mayor fuerza de mordedura de todos los tiempos, más que el Megistotherium, el Androwsarcus e igualando al Daeodon o cerdo terrible .

Pero para albergar este cráneo el cuello y el cuerpo debían de ser titánicos. Se estima que llegó a pesar hasta 400 kg. Quizá eso no os diga nada, pero hay que tener en cuenta que la hiena actual no supera los 90kg, y los leones de áfrica, no superan los 300 kg. Es cierto que durante el Mioceno, existían otros grandes depredadores y también habían grandes herbívoros que los alimentaban. Y lo mejor, para hacerse una idea, es volver a las comparaciones:

De izquierda a derecha: león actual, Dinocrocuta, León cavernario y oso cavernario.

Como se observa en la foto, el cráneo del Dinocrocuta es casi tan grande como el del león cavernario y casi igual que el del oso cavernario... pero si os fijáis bien, comprobareis que los huesos son más robustos. Esto quiere decir que fue quizá un superpredador de su época.

Como ya he dicho, vivió en el mioceno tardío en África, Asia y Europa.  Y cazaba de forma activa grandes animales, herbívoros y carnívoros. Animales como el rinoceronte lanudo (del que se han encontrado huesos posilizados con marcas de dentelladas del Dinocrocuta curadas, por lo que se le atribuye un papel activo en la caza y no solo depredador) el Paraceratherium, el Platybelodon, Calicoterios Anisonodon e incluso el gran mamut.

Otra característica a destacar era su esquisito olfato.

En fin, prometo volver a los saurios en el siguiente post.

Chasmaporthetes


Un animal curioso, por sus características que le diferencian de sus familiares más cercano es el Chasmaporthetes, aunque realmente no es una especie en sí, sino el género de un grupo peculiar de hienas. El tamaño medio del Chasmaporthetes es de casi 1 metro de altura a la cruz y una media de 80 kg . Para hacernos una idea, sería tan grande como las hienas manchadas que aparecen en los documentales de África pero, más grácil, un poco más alta y menos robusta.

Las dos características principales de esta hiena son:

En primer lugar, su dentadura. Los hiénidos son carnívoros caracterizados por una dentición modificada para la intervención sobre los tejidos duros del esqueleto de los mamíferos, y esto es debido a que la mayoría de las especies son carroñeras. En cambio, los representantes del género Chasmaporthetes fueron principalmente cazadores. Recuerdo que hablando de la especie de hiena prehistórica Pachycrocuta ( hiena gigante), tenía una mordedura tan potente, unos dientes tan fuertes y era tan grande que podía triturar hasta huesos de elefantes, ENLACE.
Pero volviendo a lo que nos interesa. Cuando los expertos encontraron la mandíbula de los Chasmaporthetes, empezaron a pensar que esta especie no eran mayoritariamente carroñera, sino más bien depredadores activos. Para entender la diferencia, podíamos decir que sus dientes molares estaban hechos para cortar, y no para triturar. Algo así como los felinos actuales, que están más preparados para cazar que para vivir de la carroña.
La idea de que eran depredadores se vio reforzada cuando al analizar su esqueleto, comprobaron que su fisiología estaba especializada en la velocidad. Se ha llegado a pensar que pudo alcanzar hasta los 100 km/h y tuvo que competir con el guepardo gigante Acinonyx pardinensis de la época. Sus patas larga y su cuerpo grácil adaptado a la velocidad, le proporcionaban un aspecto que se clasifica en el grupo de hiénidos con aspecto de perros... otro día hablaremos de ello.

En segundo lugar, su distribución. Estamos acostumbrado a ver las hienas en África o sur de Asia y, nos es fácil pensar que por oriente medio y por el Estrecho de Gibraltar, las hienas pudieron colonizar tanto Asia como Europa. Por ejemplo, en Europa se encontró la especia Chasmaporthetes lunensis. Pues bien, otra especie, la llamada Chasmaporthetes australis fue la única especie de hiena que através del Estrecho de Bering colonizó todo América del Norte. Quizá esto no te diga mucho pero fue esta especie, la veloz hiena cazadora, la hiena más común de todo el mundo y de todos los tiempos (aunque apenas se conoce de ella actualmente). Habitó más lugares del mundo que cualquier otra hiena, ya sea extinta o  aun viva.

Chasmaporthetes es un género que vivió en Europa, Asia, África y América del Norte  hace unos 15 millones de años, durante el Mioceno. En fin, una especie de animal prehistórico que he pensado te gustaría conocer si te gustan los animales, prehistóricos o no.

Entrada a un típico cubil de hienas en karst del Sistema Central español. 

Rhamphosuchus Crassidens

Hoy hablaremos del cocodrilo más grande que jamás ha existido. Más que el Sarcosuchus Imperator y el Deinosuchus, que son de un tamaño similar (15 metros) y un peso más o menos igual ( 9 toneladas)... dimensiones nada despreciables comparándolas con el cocodrilo más grande actualmente, el cocodrilo marino de 1,5 toneladas y 6 metros.


El nombre de este cocodrilo prehistórico gigante es  Rhamphosuchus Crassidens, cocodrilo-pico. Rhamphosuchus Crassidens es la especie más grande de un género del que ya hablamos: el género Rhamphosuchus y es un pariente extinto del Falso gavial, un cocodrilo de la familia Crocodylidae  con un hocico delgado y alargado. Lo único, es que el Falso gavial mide 4 metros y pesa 250 kg, en cambio el Rhamphosuchus Crassidens mide 18 metros de longitud (aunque otras estimaciones no superan los 15 m.)  y l1 toneladas. Una bestia acuática que aun siendo muy pesada para moverse con agilidad en tierra, en las lagunas y pantanos se convertía en el superdepredador acuático del continente Indio durante el Mioceno.


Gracias a su tamaño y a su hocico alargado pero también ancho, el Rhamphosuchus Crassidens podía devorar presas más grande y de mayor variedad que los actuales parientes de la subfamilia Tomistominae (como el Falso gavial). La gran variedad y desarrollo de los animales ungulados del mioceno fueron un valioso aporte para su dieta. Entre sus presas podíamos encontrar elefantes, berrendos, animales parecidos al ciervo, cerdos gigantes, enormes caballos con garras, camellos, rinocerontes, otros cocodrilos e incluso grandes simios como el orangután o un antepasado nuestro: el gran y fuerte Gigantopithecus. Estos son, todos aquellos animales que se acercaran a beber. Posiblemente, su dieta fuera cambiando a medida que crecía, porque mientras aumentaba su tamaño también crecía su mandíbula y por supuesto su fuerza y, en un principio tuvo que conformarse con peces sobretodo y pequeños vertebrados. Aunque luego devoró todo aquello que respiraba.



Xiongguanlong: el antecesor del Tyrannosaurus rex.

Xiongguanlong, el dragón de Jiayuguan (una ciudad China) resulta de máxima importancia si queremos comprender la aparición sobre la tierra jurásica del que fue el más conocido de todo los dinosaurios: el Tyrannosaurus rex.

Sus dimensiones no son exageradamente grandes, no poseía mandíbula trituradora o dientes de 30 cm de largo pero su características evolutivas lo hacen merecedor de estar descrito como otros afortunados animales de este blog . En serio, cualquier amante de los animales prehistóricos debe saber de este dinosaurio.

El Xiongguanlong medía aproximadamente 6 metros de largo y casi 2 metros de altura, con un peso cerca de los 300 Kg (el t.rex medía más del doble y pesaba 30 veces más). Su cráneo medía unos 50 cm de longitud y el hocico era más alargado y fino que el del T.Rex, más adaptado a cortar carne que a triturar huesos. Pero ya empezaba a tener aquellas propiedades morfológicas características del  Tyrannosaurus rex:



  1. Un cráneo en forma de caja.
  2. Huesos reforzados en la sien para soportar la musculatura maxilar.
  3. Una fuerte columna vertebral que sostiene una gran cabeza.
  4. Patas delanteras reducidas.
Pudo ser un depredador terrible en su época pero, no fue de los más grandes ni temibles, no llegó al nivel de superpredador.



Este dinosaurio terópodo tyrannosauroidea vivió en el Cretácico hace entre 125 y 100 millones de años. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los de la familia de los Tyrannosauroidea vivieron en el Cretácico... no en el Jurásico como induce a pensar la peli: Jurassic Park.

Y ya que estamos, para que no se produzca otra confusión y esta vez por mi culpa.Que el Xiongguanlong sea el antepasado del T.Rex, no quiere decir que sea necesariamente el antepasado directo o que el t. rex sea el descendiente siguiente, pero es útil para determinar el patrón general de la evolución tiranosáurido, es como saber descubrir un eslabón perdido en la evolución del T.Rex.


Última imagen extraída de http://ca.bestpicturesof.com/paleoart

Rhamphosuchus


Hace meses hablamos de uno de los cocodrilos más grandes de la historia y de la prehistoria juntas. Nos referimos al Deinosuchus , un cocodrilo que medía entre 12 y 15 metros de largo, que vivió en el Cretácico y que cazó dinosaurios entre otras presas.

El cocodrilo que os presento hoy es posiblemente el cocodrilo más grande de la historia. Un cocodrilo con un tamaño que podría llegar a medir hasta 18 metros. (Hay diversidad de opiniones sobre el tamaño, algunos expertos afirman que media hasta 18 metros y otros 15... en todo caso sería uno de los cocodrilos más grandes.) Se llama Rhamphosuchus y al igual que los otros cocodrilos, actuales y extintos, esperaba al acecho en las orillas de ríos hasta que sus presas se acercaban a beber y entonces... ZAS!. Un bocado mortal, una mordedura fatal que cuando atrapaba a su presa no soltaba hasta que dejaba de respirar.

Entre sus presas podríamos haber encontrado un Platybelodon, un antepasado del elefante, un Anisodon e incluso un homínido antepasado nuestro como el Gigantopithecus, el mono más grande de la historia.

Un Platybelodon, un antepasado del elefante, de 2 metros de altura y más de 2 toneladas que aun con su enorme peso y fuerza, nada podía hacer contra este cocodrilo de 10 toneladas, una boquita de casi 2 metros, 18 metros y una de las mordeduras con más presión de todo el reino animal (casi nada).

Vamos, todos los animales, sean herbívoros o carnívoros, presas o cazadores, temblaban ante la presencia cercana de este gran monstruo, de este gran superpredador.

Por último, la especie de la familia de los Rhamphosuchus, es el Rhamphosuchus Crassidens.

El Platybelodon, un antepasado del elefante.

El Platybelodon fue uno de los antepasados que dio lugar a los elefantes modernos, aunque no el único, pero igual es el entepasado de apariencia más extraña.
El Platybelodon era herbívoro e igual que los actuales hipopótamos, pasaba gran parte del tiempo en el agua pantanosa donde se alimentaba de plantas acuáticas.

Uno de los rasgos más curiosos de este animal del Mioceno fue sus dos dientes inferiores en forma de pala. Eran dos dientes desproporcionalmente largos y anchos, en cambio, los colmillos (que sobresalen en los mamuts, mastodontes o elefantes) eran reducidos y poco significativos.

Otra utilidad de estos dientes es inferiores era la de agarrar ramas por el tronco y frotándolas y serrándolas contra los dientes inferiores para cortarlas del árbol.
Robusto y pesado como un pequeño elefante, llegaba a pesar más de una tonelada y media y podía llegar a medir más de 2 metros de altura. Como ya he dicho antes, vivió durante el Mioceno , de 15-4 million años, y vivió en África , Europa , Asia y América del Norte . A pesar de que prosperaron durante su tiempo, no sobrevivió más allá del Mioceno. Aun no se sabe muy bien por qué se extinguió.

En cualquier caso, este curioso animal, este antepasado del elefante, del mastodonte o del mamut, es un ejemplo claro de la diversidad y gran riqueza faunística de la Prehistoria.


Megistotherium.


El Andrewsarchus o Androsarcus, era considerado el mamífero carnívoro más grande de la historia, pero ese puesto no lo ocupaba solo. Junto con este se encuentra otro mamífero carnívoro gigante, se llamaba Megistotherium ( y algunos expertos dicen que podía incluso ser más grande que el Andrewsarchus) . El Megistotherium fue un terrible depredador, un superpredador del mioceno que infundía miedo hasta los titánicos mastodontes ( se han encontrado huesos fosilizados de mastodontes con marcas del Megistotherium que indica que los cazaba para alimentarse).
El Megistotherium pertenecía a la familia de los Hyaenodontidae, un familia compuesta por depredadores grandes, fuertes, agresivos y valientes. Los depredadores que se encontraban en la parte superior de la cadena trófica antes de que se adelantaran los grandes felinos como dientes de sable o , el más grande, el león cavernario.
El Megistotherium vivió en lo que ahora es Europa, África y Asia. Tan grande como los bisontes actuales, llegaba a pesar más de 500 kg  (algunos dicen que superaba los 800 kg) y una altura hasta los hombros de más de 1,5 metros y 3,5 de largo( un oso blanco casi nunca llega a los 1000 kg y mide 2,5 metros de largo). Las dimensiones del cráneo del Megistotherium fueron de hasta 1 metro de largo ( similar al Androsarcus) y su mandíbula , con una fuerza de presión enorme, albergaba dientes poderosísimos capaz de tritura las partes más duras de sus presas tales como huesos o pezuñas. No hay que olvidar que la familia de Hyaenodontidae es sinónimo de diente de hiena, y estas (las hienas) son conocidas por la fuerza de sus mandíbulas y por sus dientes trituratodo. Para hacernos una idea, su nombre, Megistotherium, quiere decir "la bestia más grande tritura huesos.

Zhuchengtyrannus o Tirano de Zhucheng.


Menudo descubrimiento!!! El primo del Tiranosaurio Rex. Un nuevo tirano entre los dinosaurios del Cretácico superior ( entre 99 y 65 millones de años), una gran bestia, un nuevo depredador encontrado, sus fósiles, actualmente en Zhucheng, en la provincia de Shandong (al este de China). Por eso ha sido bautizado como el Tirano de Zhucheng.

Podríamos describir al Tirano de Zhucheng como un Tiranosaurio Rex pero un poco más pequeño. Por ejemplo:

El Tiranosaurio medía aproximadamente 14 m de longitud, el de Zhuncheng llegaba a los 11 metros. Un tamaño nada despreciable, vamos... que si lo ves por la calle... .... .... te lo haces encima (no se me ocurria otra expresión).

Un poco más bajo y con un peso también inferior. El T. Rex pesaba casi 6 toneladas, en cambio, el de Zhucheng pesaba 4 toneladas.
Aun así, el nuevo descubrimiento corresponde a un terrible carnívoro con una poderosísima mandíbula, pequeños brazos similares al Tiranosaurio Rex. Posiblemente, al igual que el T. Rex, el de Zhucheng podría haber sido depredador pero también carroñero.

En fin, hasta ahora son poco los fósiles que se han encontrado de este dinosaurio, unas pocas vertebras y una mandíbula inferior (por cierto con unos dientes peculiares, más grandes en proporción a su mandíbula que en el T. Rex). A ver si siguen descubriendo más fósiles y nos pueden ilustrar mejor.

Gigantoraptor.

El Gigantoraptor es mitad pájaro y mitad dinosaurio, no se sabe, pero lo que sí es.... es que es un misterio.



Descubierto en 2005 en el desierto del Gobi, vivió hace 80 millones de años en la tierra del periodo Cretácico.

Su semejanza con los pájaros incluye características anatómicas tales como un pico en vez de dientes en las quijadas y la posibilidad de estar cubierto de plumas. Es por eso que se piensa que es el animal alado más grande que nunca ha existido. Ya sea volador o no.

Otra duda que aparece sobre este animal prehistórico, mitad dinosaurio y mitad pájaro, es su dieta: se piensa que era hervíboro, aunque por otra parte, tiene garras fuertes y se le considera con movimiento ágil y rápido, características propias de depredadores. En fin, lo sabremos más adelante.
¿Pero cuánto medía el Gigantoraptor? Pues sus medidas son de 5 metros de alto hasta 8 metros de largo. De la familia Oviraptoridae, es el mayor de todos. Puede llegar a pesar hasta 2200 Kg (más de 2 toneladas). Los Oviraptoridae son un grupo de dinosaurios conocidos por incluir muchas especies emplumadas. Gigantoraptor era mucho más grande, aproximadamente 35 veces más grande que su probable familiar cercano, Caudipteryx.


El conocido Oso-perro o Amphicyon


Imagínate el lobo más grande del mundo, y ahora duplica su tamaño, luego dale esteroides para que duplique la musculatura. Añadele unas garras más grandes que las de un grizzly con unas patas fuertes para correr y llegar a grandes velocidades... Que nos sale? Pues un superdepredador que existió desde mediados del Oligoceno y principios del Mioceno. Se llamaba Amphicyon Ingens (perro ambiguo) o comúnmente conocido como Oso-perro.
Este animal prehistórico podía llegar a medir hasta tres metros y pesar hasta 400 kg. Teniendo en cuenta sus dimensiones, se podría pensar que no era muy rápido, pero no hay que engañarse, se piensa que cazaba a sus presas acechándolas y sorprendiéndolas con una rápida carrera. Las seguía gracias a un olfato tan refinado como un sabueso y un oído finísimo. Tipo de caza similar a la de los grandes osos actuales. Podía llegar a cazar a animales tan robustos como los perezosos gigantes o antiguos rinocerontes.



Vivió en Europa y Asia, y más tarde se introdujo en América del Norte por el Estrecho de Bering (el ser humano migró desde Asia hasta América pasando por este estrecho, posiblemente aprovechando un periodo glaciar y la congelación del mar) compitiendo en Norte América con otro carnívoro aun mayor... el Daeodon o “cerdo terrible”.

Hiena gigante o Brevirostris Pachycrocuta


Es famosa la fuerza que tienen las mandíbulas de las hienas que pueden llegar hasta presiones de 350 kg y con unos dientes trituradores de los huesos más duros como dientes y pezuñas. Pues bien, ahora imaginen una hiena el doble de grande, el doble de fuerte y con una mandíbula el doble de potente... ese animal existió, era brevirostris Pachycrocuta.



Pachycrocuta fue un género de hienas prehistoricas. El ejemplar más grande y bien documentado pertenece a la especies de hienas gigante brevirostris Pachycrocuta. Era un superdepredador de la megafauna de la época con una altura de 1 metro y con un peso de hasta 130 kg, aunque nuevas estimaciones lo sitúan en 200 kg .Un tamaño similar al de una leona pequeña.
Este tamaño lo convertiría en el más grande de las hienas que jamás hayan existido. Vivió entre el Plioceno Medio y el Pleistoceno Medio, alrededor de 3 millones y 500.000 años atrás.
Se han encontrado restos de fósiles en Eurasia y el sur y el este de África. En guaridas, cavernas que utilizaban como madrigueras.
Carroñero y un depredador obstinado y tenaz podría cazar hasta venados grandes como Probablemente era un paquete pequeño cazador de animales grandes (hasta venados mayor tamaño y de vez en cuando como el Megaloceros). La posibilidad de que sea carroñero se intuye de que era un animal muy corpulento no construidos para perseguir presas a grandes distancias. En este aspecto habría diferido de la hiena manchada de hoy, que es un animal más ágil que, contrariamente a su imagen de los documentales, también mata a sus propios alimentos. Al parecer era ecológicamente lo suficientemente cerca a los más pequeños (pero aún importante) en relación perrieri Pliocrocuta que nunca se encuentran como fósiles contemporáneos en la misma región.

Esta es una reconstrucción muy bella extraída de qi.com