Mostrando entradas con la etiqueta Cretácico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cretácico. Mostrar todas las entradas

BRACHAUCHENIUS


Después de las abominaciones que vimos en el Trailer de Jurassic Park 4 o Jurasic World, donde aparece un reptil marino (una especie de mosasaurus de el tamaño de un campo de fútbol), he decidido escribir sobre otro reptil marino, un poco olvidado quizá, y quizá no tan grande,... pero real.

Se trata de un gran depredador familia de Pliosauridae, del Brachauchenius. Un animal prehistórico de hasta 13 metros de envergadura y un cráneo que superaba el metro y medio de longitud. Una boca enorme que no servía para comer ensaladas de soja o hamburguesas de tofu , sino otros seres grandes como podrían ser tiburones, tortugas, pequeños plesiossauros o calamares enormes.
Dama de hierro, tortura Edad Media.


Su boca estaba repleta de grandes dientes de hasta 30 cm de longitud y a la presa que cazaba, la trituraba con gran potencia, clavando los dientes hasta el fondo de la infeliz criatura. La musculatura de su cuello era formidablemente potente, formidablemente fuerte y formidablemente formidable..., con lo que cabe pensar que la mordedura era de una potencia nivel "trituradora de huesos". De hecho, el nombre "Brachauchenius", quiere decir cuello corto.

Esto me recuerda a "la doncella de hierro", una máquina de tortura medieval para las brujas y no creyentes que era un tipo de ataúd con clavos enormes apuntando hacia dentro, agujereaba así a los pobres torturados que decían que la Tierra era redonda. Así que si alguna vez queréis saber que siente la presa de un Brachauchenius, lo único que tenéis que hacer es meteros dentro de "la doncella de hierro" y tumbados, y que lo cierre un elefante con un pisotón.

Pero dejando a parte este macabro ejemplo, es cierto, que durante la época que vivió, era uno de los depredador estrella, temible. Vivió en el mar interior occidental de Norteamérica hace cerca de 93.5-89.3 millones de años, durante el Turoniano en el Período Cretácico Superior... el Brachauchenius.



DREADNOUGHTUS.


Se ha encontrado otro gigante en Argentia. Un país donde se han encontrado a grandes dinosaurios como el Argentinosaurus, el Giganotosaurus, el Tyrannotitán o la Madtsodia Bai, todos ellos con récords en tamaño, pudiendo ser muchos los saurópodos, los terópodos o, la serpiente, más grande del mundo.

El nombre del gran saurio, un gran saurópodo que algunos lo llaman ya como "el rey de los dinosaurios", ha sido bautizado con el nombre de Dreadnoughtus, que traducido al idioma de Cervantes, lo podríamos traducir como "el que nada teme".

Quizá llamarlo "el rey de los dinosaurios" es un poco exagerado. Más que nada porque si tuviera que haber un rey, este podría ser el Argentinosaurus, un saurio también encontrado en la patagonia argentina pero que mide hasta 35 metros de longitud; esto es unos 8 metros más que el Dreadnoughtus que mide 26 metros. Hay que matizar, que las medidas que se han extraídas de los fósiles encontrados, y que según parece, podría ser de un ejemplar que no estaría desarrollado del todo, de modo que aun puede ser más grande o pesado.

Si comparamos los pesos, el Dreadnoughtus llega a las 65 toneladas. Y el Argentinosaurus superaba perfectamente los 100 toneladas, algunas estimaciones lo sitúan en 130 toneladas.


¿Qué sabemos del Dreadnoughtus?
Antes que nada destacar una curiosidad, el nombre hace referencia a unos buques acorazados de la armada Argentina: los acorazados monocalibres. Pero no mezclemos....


Lo que llama la atención es que este animal prehistórico se ha descubierto recientemente, y no uno o dos huesos como suele pasar, sino gran parte del esqueleto. Se ha descubierto un 70% del esqueleto, además en muy buenas condiciones y su deformación (por el peso de la tierra) es mínima. De hecho, ha facilitado nueva información sobre la pelvis, las extremidades y la cintura escapular de la familia titanosauria. Una familia a la que pertenece el Dreadnoughtus, pero también el Diplodocus, el Giraffatitan o el Argentinosaurus.


Eran grandes herbívoros que dominaban la tierra, como todos los saurópodos. Cuellos alargados, y colas alargadas y estilizadas en forma de látigo.  Una característica a resaltar de este saurio, era que su cuello era, en comparación con otros saurópodos, un poco más grueso y más musculado. 

El gran saurio vivió en los bosques de lo que hoy es Suramérica, hace 75 millones de años (Cretácico).


SKORPIOVENATOR



ARGENTINOSAURUS.
En una excavación realizada en algún lugar de la Patagonia argentina, se descubrieron decenas de huevos en un estrato terrestre que correspondía a al Cenomaniano (Cretácico superior), hace aproximadamente 95 millones de años. Muchos de los huevos se encontraban enteros, con sus pequeños dinosaurios dentro. En la misma excavación, se encontró parte del esqueleto de un gran saurio, de un carnívoro. Lo primero que se pensó, es que este saurio encontrado, sería el progenitor de los huevos que, por algún motivo murió. Pero se volvieron analizar los huevos, de forma más concienzuda; y se observó que muchos de estos habían sido saqueados, rotos y devorados... quizá el esqueleto del saurio encontrado no era del progenitor, sino de un gran oportunista que descubrió los huevos y que cuando la verdadera madre descubrió mató de un gran golpe certero y terrible. Los huevos pertenecían realmente al Argentinosaurus, uno de los dinosaurios más grandes que jamás han existido y capaz de matar de una coz al "comehuevos" encontrado.

"Comehuevosarius", sería un nombre ideal. Pero algún experto decidió llamar a este animal prehistórico el Skorpiovenator. Su nombre significa literalmente "cazador de escorpiones", y no fue tanto por que cazara escorpiones sino porque en uno de los yacimientos se encontraron el esqueleto rodeado de una gran cantidad de escopiones. Y mientras más escavaban, más escorpiones encontraban, una peculiaridad que llamó la atención de los expertos poniendo nombres.



El  Skorpiovenator fue un Abelisaurido, una familia de terópodos compuesto en su mayoría por cazadores fuertes y rápidos que compitieron por los primeros puestos en la pirámide alimenticia. En concreto el Skorpiovenator, no fue de los más grandes. Por los huesos encontrados, se piensa que alcanzó los 7 metros de largo y de alto llegaba a los 4, pudiendo pesar hasta 2 toneladas en algunos casos. Por supuesto, estaba muy alejado de los grandes terópodos como el Tiranosaurio Rex o el Giganotosaurus (este último también vivió en Argentina y coetáneo). Aparte del Giganotosaurus, tuvo que competir con el Acrocanthosaurus o el Ilokelesia, los dos grandes carnívoros. En efecto, la Patagonia argentina era un hervidero de diferentes especies de saurios prehistóricos.

Entre las características más destacables del Skorpiovenator, podemos destacar que su cabeza era corta, y que su mandíbula era proporcionalmente grande, de hecho, alberga mayor cantidad de dientes que otros Abelisauridos. El cráneo era relativamente ligero y la parte posterior de todo el cuerpo estaba recubierta de protusiones, berrugas y escamas que le protegían y que para nosotros, le darían un aspecto más feroz.

CHIROSTENOTES O MANOS ESTRECHAS.



Señoras y señores, disculpen que durante una temporada no haya podido atender el blog tanto como me hubiera gustado, pero eso se ha acabado. Además, no pasa nada, los dinosaurios no pasan de moda y, como muestra de gratitud y con la intención de redimirme, quiero enseñaros uno de los dinosaurios más pintorescos que jamás han existido. Se trata del Chirostenotes, el "manos estrechas".

Viendo la imagen de abajo, entenderéis a qué hace referencia el nombre de Chirostenotes o "manos estrechas".


Como veis, las manos de estas manos son muy estrechas, alargadas.
Algunos traducen el nombre de este saurio, como manos pequeñas, pero esta traducción es errónea, no tiene sentido. Para ejemplo de saurios con manos pequeñas, podemos coger el T.Rex.... que no podía rascarse si le picaba un ojo. Por tanto, nos quedamos con la traducción de manos estrechas.... y no entremos en los otros nombres que se le dio porque sino no acabamos esta entrada.

Las "manos" de este saurio, eran largas y estrechas, con dedos muy largos que terminaban con garras afiladas. Ese es el rasgo principal.

Otro rasgo característico de este animal prehistórico era su cabeza. Mirad la imagen de abajo.



¿Sabéis que es? Pues este animal es un Casuario, un ave que vive actualmente en Australia y Nueva Guinea... y es muy agresiva. Se piensa que la cresta que tiene el Casuario es similar a la que tuvo el Chirostenotes. De hecho, se parecía un poco... incluso se llegó a pensar que el saurio era un ave.  Tenía plumas, era bípedo, lagos y ligeros brazos y, una cresta como un Casuario. Pero realmente no era un ave, aunque en su puesto evolutivo estaba cerca de estas e incluso tiene parientes muy próximos que son aves.

La mandíbula del Chirostenotes era parecida a la de un loro pero estaba repleta de dientes. Media casi 3 metros de largo y cuando se erguía eran tan alto como el hombre medio. Llegaba a pesar no más de 60 kg. Y se piensa que eran rápidos y ágiles cazadores que se desplazaban a una gran velocidad y realizando grandes saltos y carreras ligeras.

Vivió hace 75 millones de años en lo que hoy es Canadá. Y hoy se le conoce más que nunca, sobre todo por los niños, ya que es uno de los protagonistas de la serie de dibujos de Dinotren. Es el malote y se le conoce como Keenan.


RUGOPS

No todos los animales prehistóricos son temibles Tiranosaurios, Allosaurus y Spinosaurios... no, hay otros.... pero esos hoy no nos interesan (MUAHAHAHA).... queremos sangre, garras, grandes colmillos y formidables carnívoros capaces de ponernos la piel de gallina solo con imaginarlos vivos. Así que vayamos a las bestias que nos gustan, por ejemplo: al Rugops. Este animal prehistórico del Cretácico (hace unos 95 millones de años), vivió en África y es un terrible terópodo (como el T-Rex por ejemplo) de la familia de los Abelisaurios (los lagartos de Abel)...

Aunque el Rugops (cara arrugada) era grande: podía alcanzar los 8 metros y un peso estimado como el de un hipopótamo, nunca consiguió el puesto de depredador dominante. Como hemos dicho, vivió en África y, en esa época había otro superpredador pululando por ahí.... el Spinosaurus.

Es por eso, que piensan algunos que pudo ser más bien un carroñero antes que un depredador... aunque no entiendo muy bien como han llegado a esa conclusión. Ahora mismo, en la actualidad, vemos que el león es más grande que una hiena, pero la hiena caza tanto o más que el león. Así que no lo entiendo mucho.

Otras características de este carnívoro es que tenía unos brazos pequeños... ahora me dirás "Pues como la mayoría de los Terópodos,  como el Tirano". Sí cierto, pero es que el Rugops era un animal con la patas delanteras aun más pequeñas en proporción, eran poco más que muñones.... para que os hagáis una idea, nuestros brazos son más largos. Y teniendo en cuenta que podía llegar a 9 metros, nos es sencillo hacernos una idea de sus manitas... o garritas.

Además, como su nombre indica, su cráneo de  medio metro tenía unas protuberancias óseas, llena de capilares venosos que le proporcionaban un aspecto truculento, como si fuera el malo y deforme de la película.


Por último, algunos autores consideran que tenía púas en el cuello y en la cola. Aunque no se han encontrado pruebas de ello, ni de las púas ni de las inserciones.... pero bueno, quizá eso se deba a que últimamente se está cambiando la concepción que teníamos de los saurio, por ejemplo el T. Rex, es probable que tuviera púes, el Triceratops también, hace ya unos años se supo que el Velociraptor tenía plumas... en fin.

Abajo, el Spinosaurio después de haber cazado y los Rugops al fondo esperando a su parte del pastel.


DILOPHOSAURUS




Cuando lo ví por primera vez en Cretacic Jurassic Park...



...pensé - es imposible que este bicho pueda existir, se han colado-. Pero el que se había equivocado era yo pensando esto, realmente sí existió. Se trataba de un saurio del Cretácico que vivió hace 200 millones de años en lo que hoy en Norteamérica y algunas regiones de China. Su nombre hace referencia a su característica principal : Dilophosaurus quiere decir "saurio de dos crestas". Unas crestas óseas que le recorren la bóveda craneal y se van juntando al acercarse a las fosas nasales y le confieren un aspecto como de enfadado.

Clamidosaurio
Pero aparte de estas dos protuberancias óseas, hay que destacar las dos membranas que nacen desde el inicio del cuello y que mantiene plegadas hasta que de repente las extiende. Se piensa que esta membrana era desplegada cuando tenía como objetivo parecer más grande frente a otros que pudieran presentarse como una amenaza, bien saurios más grandes de otras especies o de la misma. En principio se pensaba que también servía como elemento disuasorio en los enfrentamientos de apareamiento ... gana quien la tenga más grande... pero puede que esta idea esté equivocada porque las hembras también presentan la membrana. En fin, quizá una cosa no quita la otra.

Esta membrana recuerda al actual Clamidosaurio de King, pero mucho más grande. De hecho el Dilophosaurus fue un superdepredador de la época. Media cerca de 7 metros de largo y pesaba unos 350 kg.... de hecho era bastante ligero para su tamaño. Era rápido, bípedo, con cráneo más bien pequeño y poco masivo, y cuello y cola larga y estilizada. En su cráneo tenía una protuberancia que ya hemos nombrado, una pequeña cresta osea.


Por sus restos fósiles se piensa que el Dilofosauro se dedicaba más bien a actividades carroñeras y a de caza menor, ya que no tenía ni la mordedura, ni la masa, ni la fuerza necesaria para la caza de grandes presas. Otra idea que parece bien fundada es que dado que posee dientes largos y finos, con cuellos largos y cabezas ligeras, es posible que gran parte de su alimentación fuera a base de peces.

Y por último, algo que no sé de donde se lo ha sacado Cretacic Jurassic Park, es que podía escupir veneno. Algo que hasta la fecha no se ha podido demostrar. Pero bueno, en la peli quedó bien.

GASTONIA BURGEI


De la familia de los ankilosauridos (los que se protegen bajo una armadura osea, literalmente lagarto acorazado), podemos destacar al Gastonia Burgei. Un herbívoro cuya característica física más notable era su enorme armadura que protegía la parte posterior del cuerpo y el cuello y que sirve como indicativo para saber su línea evolutiva. Un armazón, una hilera de espinas y protuberancias que hacían imposible hincar el diente a sus depredadores. Además trabajaban en manada, y frente a un depredador se unían formando filas infranqueables que recuerda a los búfalos cafres frente a los leones.

Por las características de la excavación donde se encontraron los huesos fosilizados, no se sabe exactamente el número de espinas que poseía. Lo que sí se sabe es que algunas llegan a los 50 cm de longitud, por tanto, los depredadores debían tener muuuucho cuidado en no toparse con estos cuernos si no querían perder un ojo, o se les clavara hasta el mismo corazón o pulmones.


De hecho, su único punto débil era la panza, para ello , el depredador debía girarlo para así llegar a una zona sin protección. Algo que resulta muy difícil ya que el Gatonia era un animal con un centro de gravedad muy bajo y con un peso de más de una tonelada. Una longitud de hasta 5 metros de largo y con una cola de más de 2 metros que utilizaba como si fuera un látigo y que de un simple golpe de la cola, era capaz de tumbar a su depredador.

Encontramos entre sus depredadores al Utahraptor, que por su nombre ya intuimos que se encontraba en Utah, en Estados Unidos. Y es que el Gastonia vivió sobretodo en lo que hoy es Norteamérica y Europa durante el período Cretácico, hace aproximadamente 125 millones de años.


Una curiosidad sobre el Gastonia. El orden filogenético de este animal prehistórico es el Ornithischia. Este animal, que destaca por su musculatura, robustez y por ser masivo y pesado, comparte una cadera similar a la de las aves, ornitheos que significa ave y ischion por cadera. Pero esta similitud no significa nada, es solo superficial ya que las aves provienen del orden Saurischia 

MELITTOSPHEX BURMENSIS



Hace unos pocos años, sucedió un acontecimiento que alarmó a la población mundial: las abejas estaban desapareciendo. No se sabe muy bien porqué, aunque seguro que la actividad humana tuvo algo que ver, la cuestión es que murieron millones y millones de abejas, y aun siguen desapareciendo.

Eso hizo que me preguntara si ya existían abejas en la prehistoria, no hace 10.000 o 15.000 años, que sí sabemos que existían y sabemos que la miel la recogían nuestros antepasados, sino hace miles o millones de años.

De la información que he recabado he extraído lo siguiente. Las abejas prehistóricas aparecieron bastante antes que la aparición de los primeros humanos. La aparición de las primeras abejas (de las que se tiene constancia, las Melittosphex burmensis) se remonta a hace unos 100 millones de años. El aspecto de estas abejas prehistóricas era una mezcla entre las avispas carnívoras y las abejas melíferas de ahora. Su modo de vida era similar a la de las abejas actuales, vivían en colonias y recogías polen para sus crías... o eso parece, porque desconcierta un poco que tuviera características de avispas cazadoras y carnívoras.

Quizás fueran omnívoras, eso lo digo yo que no soy un experto, pero es curioso que empezaran a desarrollarse las primeras flores, las que vemos más comunes ahora, que tienen luego un fruto y luego una semilla, hace justamente 100 millones de años, justamente cuando las abejas aparecieron en la Tierra... que casualidad y que eficaz relación que, después de 100 millones de años, esa relación sigue prácticamente igual.



Otro dato curioso es que, desde que aparecieron las primeras abejas (las Melittosphex burmensis) hasta la siguiente especie de abejas de las que se tiene constancia (Electrapis tornquisti) pasaron 50 millones de años... quizá no se había desarrollado aun la suficiente cantidad de plantas florales (angiospermas) como para dar cabida y sustento a otra especie de abejas.... o quizá, las características carnívoras de estas pequeñas abejas-avispas (de 3mm) las Melittosphex, les permitía terminar con sus competidoras en el momento en que estas aparecían... o quizá, cuando empezaron a desarrollarse nuevas especies, estas desaparecieron junto a la gran extinción de los dinosaurios del Cretácico hace 65 millones de años....

... un misterio curioso.


PACHYCEPHALOSAURUS.

Imagen extraída de http://davidebonadonna.it/


Desde que recuerdo siempre he querido saber más y más sobre los dinosaurios, cada vez más y más, y uno de los que más me llamaba mi atención era el Pachycephalosaurus. En todas las ilustraciones que veía de pequeño aparecía este saurio con lo que para mi parecía un trozo del cascarón que aun no se había quitado. Años después, curioseando, descubrí que no era un trozo de cascarón, sino su cabeza, su cráneo formidablemente grueso y fuerte. Capaz de resistir las más fuertes embestidas como el caparazón de una tortuga. También descubrí que su nombre "Pachycephalosaurus" significa literalmente eso: saurio o reptil de cabeza gruesa.

Lo siguiente que me pregunté fue: ¿para y por qué esa cabeza? Mi primera conclusión fue que la utilizaba para golpear, para disputar con otros machos el puesto de macho dominante... algo así como hacen los bisontes o los toros, que tienen cuernos o una prominencia ósea en la parte superior del cráneo. Aunque no sé muy bien por qué, algunos expertos, han descartado esta función... pero entonces ¿para qué tiene un cráneo con unos 25 cm de grosor?... No todos están de acuerdo en que el Pachycephalosaurus no tuviera esta protuberancia para golpear a sus contrincantes. Muchos, como yo que soy un ignorante, pensamos que es la explicación más acertada. Otros piensan que el aspecto que le aportaba la cabeza abultada le servía para intimidar a sus depredadores y esa fue su único objetivo. Es cierto que posiblemente lo conseguiría, porque bordeando su cascarón, existían numerosas protuberancias pequeñas espinosas, capaz de herir. Probablemente, al depredador que quisiera atacarlo, el aspecto que el Pachycephalosaurus le transmitiría sería el siguiente mensaje: no soy muy grande, ni tengo colmillos ni garras, pero tengo un arma/protección en la parte más frágil del cuerpo.... el cuello y la cabeza. Bueno, aunque me estaba yendo por las ramas y aun no está claro del todo, lo que sí es evidente es que su gruesa cabeza le protegía su diminuto cerebro de golpes... tenía una protección especial. Así que no solo parecía difícil de cazar, sino que también lo era.

La única especie de este género era el P. wyomingensis y como su nombre indica, fue encontrado en el estado de Wyoming, en Estados Unidos. Fue un herbívoro (u omnívoro) de finales del Cretácico y quizá habéis visto representado en ilustraciones a este animal prehistórico y al fondo el meteorito que terminó con la mayoría de los dinosaurios hace 65 millones de años, junto con el T.Rex y el Triceratops.

Pudo alcanzar hasta 7 metros de longitud y llegando a pesar casi 3 toneladas. Sus patas traseras eran muy fuertes, en cambio las delanteras eran pequeñas y "débiles"; por esto se piensa que se desplazaba de forma bípeda. La cola fue robusta y pesada para contrarrestar el peso de la cabeza.
Su cuello era corto y robusto capaz de sostener su pesado cráneo (esto podría ser una evidencia de que recibía y provocaba fuertes impactos con su cabeza). Sus dientes eran pequeños y alargados (por eso se piensa que pudo ser omnívoro de pequeñas presas).

Aunque hace ya tiempo que se conoce a este saurio, unos 80 años, han sido pocos los restos que se han encontrado, por lo que hablar más de él, quizá sería especular.

Al final de este vídeo se ve un pequeño Pachycephalosaurus... de Jurassic Park. No creo que dure mucho por los derechos de autor.... pero merece la pena verlo.



EPIDENDROSAURUS

A estas alturas, ya sabemos que la transición de reptiles a aves, se produjo gracias a algunos pequeños terópodos, cazadores que saltaban de rama en rama de forma ágil y rápida para poder echarse sobre su presa. Cada vez más ligeros y más ágiles, fueron aquellos que tenían protoplumas los que más saltaban, los que llegaban a las ramas más lejanas y por tanto a más presa. Hasta que de un salto, se pasó a planear... el paso previo a volar como las aves.

Uno de los ejemplos más claros de estos animales prehistóricos, con características de aves pero sin llegar a serlo fue el Epidendrosaurus, cuyo nombre quiere decir "lagarto sobre las ramas". Es un pequeño terópodo maniraptor (mano de ladrón), un taxón cuya característica principal es la de los dedos muy largos y curvados... una característica que les servía para agarrarse a las ramas de los árboles.

Pero no penséis que el cambio de reptil a ave fue linealmente que siguió un camino recto y sin errores. La evolución experimentó y aparecieron especies que lograron sobrevivir durante decenas de miles de años y otras que no y de las cuales tampoco tenemos restos. Pero el Epidendrosaurus tuvo cierto éxito. De hecho, este animal prehistórico vivió después de las primeras aves y miles de años después de la primera ave de la que se tiene conocimiento el Archaeopteryx, esto quiere decir que aun la evolución seguía experimentando y exprimiendo las características que condicionaban a los animales, aun aparecieron reptiles alados casi voladores cuando ya las aves habían aparecido. De los pocos fósiles encontrados, se ha descubierto que en las patas y en la cola tenía marcas de ligeras plumas, algo similar a las del Microraptor (otro pequeño ladronzuelo).

Si lo viéramos ahora, nos parecería más un pájaro que un reptil, si nos fijáramos veríamos que no tiene pico, sino una diminuta boca repleta de pequeños y afilados dientecitos adecuados para la caza de pequeños reptiles, insectos e incluso mamíferos despistados que fueran trepando por las ramas de los árboles de finales del Jurásico. Nos parecería un ave pequeña, se piensa que no fue más grande que una paloma. Los únicos huesos encontrados son de ejemplares jóvenes y sus esqueletos son igual de grandes que los gorriones.

Existen muchas representaciones del  Epidendrosaurus, yo he colocado las que considero más acordes a su descripción:







SAURONIOPS

¿Quién no ha visto El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo? ¿O El Señor de los Anillos: las dos torres? o ¿El Señor de los Anillos: el retorno del Rey?, seguramente todos la habéis visto y seguramente, todos sabréis quién es Sauron. El personaje de ciencia ficción creado por Tolkien y que es la representación del mal. Su ojo es el que todo lo ve, es el ojo del demonio en la Tierra.



Pues curiosamente, existió un dinosaurio que cuando fue descubierto se le bautizó con el nombre de Sauroniops, que quiere decir "El ojo de Sauron". Personalmente lo veo raro, me parece muy curioso el que hayan dado el nombre de un personaje de ciencia ficción a un animal prehistórico, por muy conocido que sea. Así que he estado investigando el por qué de este curioso nombre y algo he sacado en claro: los huesos de este saurio fueron descubierto hace un par de años, en lo que hoy es Marruecos (África) y al principio, únicamente tenían un hueso, la parte superior del cráneo que cerraba el ojo y que tenía forma de pirámide cónica (que recordaba a la montaña de Mordor), así que los investigadores, en un momento de inspiración, decidieron coger prestado el nombre de Sauron para poner nombre a este animal prehistórico.*

Bueno, a parte de esta curiosidad ¿Cómo era el Sauroniops?

Este fue un terópodo o theropodo. Los terópodos fue un amplio grupo de saurios con características comunes como caminar con las fuertes patas traseras y esencialmente carnívoros. Un grupo donde podemos encontrar a otros saurios como el T-Rex o el Giganotosaurus.

La especie Sauroniops pachytholus, pudo llegar a medir hasta 13 metros y su cráneo pudo superar 1,5 metros de longitud. Una potente mordedura de una boca repleta de afilados dientes en forma de puñales adaptados para el desgarro del cuerpo de sus presas.



Una característica física que nos ayudaría a distinguirlo de otros Terópodos (y en concreto de otros Carcharodontosaurios, físicamente muy parecidos) fue la protuberancia que sobresalía de la parte superior del cráneo y que fue el punto inspirador de su nombre. Nos parecería un pequeño T.Rex pero con uno chichón en la cabeza.



El Sauroniops vivió en el cretácico, en el norte de África donde llegó a ser un superpredador y que se extinguió junto con la mayoría de los otros animales prehistóricos hace 65 millones de años, en la gran extinción de los dinosaurios.

*Por cierto, Sauron en élfico tiene el signnificado de «El Horripilante».

TROODON O TRODONTE

Imagen de la serie Dinotren.
El trodonte ahora está de moda y tiene miles de fans que son niños pequeños de 2 a 7 años... o un poco más. Aunque fue uno de los primeros dinosaurios encontrados, ahora se le vuelve a conocer por ser uno de los personajes de una serie de dibujos: un personaje amable, que nos enseña de una manera divertida. Pero esa imagen está bastante alejada de la realidad. De hecho, su nombre trodonte, literalmente significa "diente que hiere", así que haceros una idea.

El Troodon pertenece al grupo de los terópodos (animales de patas traseras fuertes). Un suborden donde encontramos a las especies terrestres más temibles de la historia... como el Spinosaurus, Tyrannosaurus rex o el Allosaurus. En referencia a los dientes, los del Troodon eran bastante diferentes a la de los otros carnívoros mencionados.
Los dientes del T. Rex eran como gruesos puñales, en cambio, los del trodonte eran alargados, afilados estrechos y con sierras en los bordes ideales para desgarrar la carne.



En efecto, este animal del Cretácido superior que se extinguió hace 70 millones * de años fue un carnívoro en los bosques prehistóricos en lo que hoy es Norteamérica. Pero nunca llegó a ser un superdepredador ya que su tamaño era bastante reducido y no podía competir con otros terópodos.

Realmente, a mi me recuerda un poco al velociraptor. Primero por su tamaño y segundo porque eran muy parecidos morfológicamente. Los dos, el velociraptor y el Troodon, se encontraban muy cerca (evolutivamente hablando) de las aves y, probablemente, los dos poseían plumas. Aunque no pudieran volar... eso se lo dejamos a las aves. Pero quizá sí dar grandes saltos o incluso planear unos metros.

A esta representación le faltan algunas plumitas... o protoplumas...

El Trodonte era el doble de grande que el velociraptor. Era alargado como este, también ágil depredador y de 1 metro de altura y dos de longitud, con un peso de hasta 50 kg. Un Trodonte de estos, a un humano medio ya podría hacerle bastante daño o incluso matarlo.

No hay que demonizar a un animal y decirle que es malo. Pero si eres padre y a tu hijo le gusta el Trodonte, ya sabes que no es el personaje amable que vemos en la serie de Dinotren. Fue un cazador activo, un depredador alargado como un joven dragón de Komodo pero que de vez en cuando se ponía sobre sus patas traseras.


* Si observáis esta imagen, veréis que al lado del Troodon hay uno de los "marcianos" que se encontraron en Roswell. Según algún que otro paleontólogo: estos seres extraterrestres serían los trodontes que sobrevivieron a la masiva extinción de los dinosaurios y evolucionaron... Durante millones de años evolucionaron y pudieron llegar a salir de la Tierra, luego volvieron y los encontramos en Roswell.... curioso verdad?

STYRACOSAURUS.

Dentro de la familia de los ceratópsidos (aquellos animales con cuernos que vivían en la prehistoria), podemos encontrar a algunos animales que nos resultan familiares. Desde el Torosaurus (grande y con dos cuernos), hasta el Eotriceratops, Triceratops (siempre representado luchando contra un T. Rex y de tres cuernos) y el Pentaceratops (más pequeño que los otros dos pero con 5 cuernos)...

Como veis, en esta pequeña lista podemos observar que el número de cuernos aumenta, de 2 a 5. Al final de la lista veríamos pues al ceratópsido con más cuernos, el Styracosaurus, el protagonista de esta entrada.


El nombre Styracosaurus significa el saurio de los cuernos.

Tenía un cuerno en la parte frontal de la cabeza, uno grande y largo, pero la mayoría de los cuernos, a los cuales hace referencia su nombre, son los que encontramos en el "volante" de la cabeza, una capa ósea que protege el cuello. Esa cobertura protegía el cuello de depredadores carnívoros, como el T. Rex. Pero los cuernos del Styracosaurus, no son pequeñas protuberancias oseas, son cuernos de hasta 60 cm de largo y 15 cm de ancho en la base del cuerno. Con esto contenía los bocados en el cuello e igual utilizaba también para exhibirse frente a las hembras.

Así que, este herbívoro de 3 toneladas y 6 metros de largo sería pues, una presa difícil de matar. Se han encontrado fósiles  de Tiranosauros muertos cerca de ceratópsidos como el Styracosaurus que han intentado cazar. En la caza del Styracosaurus, el T. Rex podía ser corneado de muerte. Como un torero cuando sale al ruedo que puede morir en la arena (por poner un ejemplo algo dramático).

Los cuernos y el caparazón recubrían el cuello, la parte más vulnerable del animal, ningún depredador podía  morder esta zona sin arriesgarse a sufrir una cornada mortal. La táctica de caza del depredador sería intentar girar al  Styracosaurus y ponerlo panza arriba, en la panza es donde el T.Rex podrá encontrar la parte más blanda, la parte sin protección y lejos de la enorme cornamenta.

Este gran herbívoro vivió a mitad del Cretácico en lo que hoy es Norteamérica. Y desde lejos, nos recordaría a un enorme rinoceronte con un collarín de grandes pinchos y de cola larga. Por cierto, como otros ceratópsidos, tenía una boca terminada en forma de pico... me recuerda a psittacosaurus.




Por cierto, en la actualidad hay un lagarto que se le conoce como Saurio Cornudo (Phrynosoma cornutum)... es el de abajo:


PSITTACOSAURUS



En algún lugar de Asia por donde ahora encontramos Mongolia, hace 100 millones de años (Cretácico) existió un género de unos animales curiosos llamados Psittacosaurus  "lagarto loro".


Un saurio bípedo de 2 metros de largo,  con unas características peculiares que le daban un aspecto algo rarito. Su boca no tenía dientes en general, aunque algunas especies sí tenían pequeños dientes cortantes para devorar las nuevas plantas con flor que aparecían por primera vez a mitad del Cretácico. Su boca terminaba con un pico fuerte como el de un loro y de ahí su nombre Lagarto Papagayo. Un pico óseo, una protuberancia del cráneo acabada con queratina (como el cuerno del rinoceronte) que le proporcionaba una punta endurecida y afilada como la de un loro.
La otra peculiaridad de este animalito, es que su cola y su espalda estaban recubiertas de unas cerdas tubulares y huecas. Una cerdas que se piensa le servía a modo de cola de pavo real.

Caminaba con las dos patas traseras, tenía cerdas tubulares y huecas como las protoplumas, y pico como el papagayo… lo normal ahora sería preguntarse si estaba relacionado con las aves. Y la respuesta es que NO. De hecho, y esto seguro que os sorprenda, está relacionado con el Triceratops o el Eotriceratops. (Ceratopsia)
Animales pesados, torpes, de varias toneladas y con cuernos, uno, tres o incluso cinco. Pero si os fijáis en las representaciones que se han hecho, en los fósiles encontrados, veremos que estos grandes animales… también tienen pico.



ALBERTOSAURUS.

Muchas veces pienso que los que ponen nombre a los dinosaurios, no le dan muchas vueltas. Por ejemplo, si encuentran un saurio en Alberta (una provincia de Canadá), pues le llaman Albertosaurus. Bueno, no soy un experto e imagino que es una forma igual de válida que otra de clasificar a los animales prehistóricos.

Y ¿cómo era Albertosaurus? Pues bien, este animal tenía muchas cosas curiosas. Por ejemplo, el Albertosaurus era un cazador formidable, su mordedura aun siendo menos potente que la del T.Rex, era muy potente, como el más grande de los cocodrilos actuales, que son los animales con la mordedura más potente aun vivos.
Podríamos decir que era como una versión reducida del Tyrannosaurus, pero no por eso era menos eficaz como depredador. Porque al pesar 2 toneladas (casi la mitad del T. Rex), el Albertosaurus podía ser más rápido, más veloz y ágil. Se calcula que podía superar los 50 km/h... para hacernos una idea, Usain Bolt (el hombre más rápido del mundo) llega a los 37 km/h.

Las dimensiones de este depredador prehistórico eran las siguientes:
Peso: hasta 2 toneladas.
Longitud: 10 metros.
Cráneo: 1,2 metros.
Altura: 3,5 metros.

Como veis, no era tan pequeño, era una versión reducida del T.Rex, y de hecho, el único impedimento para que no se convirtiera en el superdepredador de finales del Cretácico en Norte de América, fue eso, que el Rey Tirano de los Saurios, ya campaba a sus anchas por ahí y ningún otro, ni siquiera el Albertosaurus podía hacerle frente.


Otras características del Albertosaurus era que tenía los brazos pequeños, apenas le servían para nada.
Además tenía unas protuberancias óseas sobre los ojos que le daban un aspecto de animal peligroso (que lo era) pero que realmente tenía el papel de proteger los ojos cuando producía su mortal mordedura.
Y por último, sus dientes afilados presentan en la parte interior una forma aserrada, esto le permitía desgarrar la carne una vez mordía y tiraba con su fuerte cuello.  
El albertosaurus realmente es el nombre del un género y por ahora está compuesta por 3 especies, pero la  más representativa fue Albertosaurus Arctunguis.